Noticias Destacadas

Sonia Sánchez, La Pampa

“Esta es una sociedad neoliberalista, asquerosa entre el proxenetismo, el tráfico de personas y el Sindicato AMMAR CTA”

La militante por los derechos sexuales y abolicionistas disertó el viernes ante un gran número de estudiantes de profesorados sobre la explotación sexual, la prostitución y la trata de personas con fines sexuales.

Imagen : Plan B
Imagenes : Plan B Radio La Tosca

sonia sanchez publico 3

Sofía Pérez Leguizamon, del FEP, presenta la clase pública de Sonia Sánchez

Con un gran marco de asistentes, Sánchez cerró el viernes el Taller extracurricular “Educar la mirada: enseñar desde la Educación Sexual Integral”, organizado por el Frente Estudiantil Popular (FEP) junto con el equipo de trabajo del Proyecto de Extensión Universitaria (PEU) “Tomar la palabra”.

Por la mañana, en el programa de Radio La Tosca, Despertando a la Trama, dijo que “siempre me preguntan a mí  ¿cómo te presentamos Sonia? Yo digo que no tengo una presentación políticamente correcta. Después de la gente que me escucha hablar, cada uno de la identidad de la gente, yo no me hago cargo, pero sí que la rebeldía y la desobediencia más que  nunca es mi bandera de vida”.

“Vengo para seguir pensando cómo decir basta a esta violencia que es la prostitución y la trata de personas. Pero no solo eso, sino que además ponernos a pensar cómo exigir como mujeres al estado que dejen de matarnos.  El estado nacional y los provinciales, no hacen un carajo, tenemos ley de feminicidio pero  nos siguen matando como perros. No tenemos refugios para las que somos víctimas”, dijo en el programa Despertando a la Trama que se emite de lunes a viernes de 8 a 12 por Radio La Tosca.

“Además para nosotras es importante la educación sexual integral y para eso tenemos que tocar temas muy profundos. Porque la prostitución te rompe la identidad de sujeta de derecho y te convierte en  un objeto de uso y abuso. Por lo tanto para esa puta su subjetividad está rota y su sexualidad no existe. Pero los varones que van de putas tampoco tienen sexualidad. Tienen una sexualidad precaria y violenta. Y esos varones que van de putas, mal llamados clientes, son nuestros padres, nuestros jueces, nuestros amigos, nuestros curas,  nuestros rabinos, nuestros policías, es decir, son los hombres que están en nuestras casas. Por eso hay que deconstruir ésta masculinidad violenta que vivimos, porque el varón que va de puta hace puta a una mujer con violencia por ese pene que la va a penetrar y no quiere que la penetre”, añadió.

sonia sanchez publico 2

Parte del público

– ¿Qué te parece que hoy tu charla se dirigida especialmente a futuros docentes?

– Yo lucho por una educación liberadora, para los niños y las niñas de hoy no quiero la educación que tuve yo, que es una educación sumisa. Yo con mi aporte estoy construyendo una sociedad feminista y abolicionista.

– ¿Abolicionismo o reglamentarismo?

– He tomado la decisión de no entrar en la agenda neoliberal si esto es trabajo o no. Yo no discuto con una puta si esto es o no lo  es, porque no es trabajo. El neoliberalismo ha hecho muy bien su trabajo que  nos ha bajado una discusión que es reglamentar o abolir.

Vamos a hablar de las políticas de nuestros gobernantes. Si  hoy hay una puta, es porque todos nuestros gobernantes han tenido su fábricas de p utas, sean peronistas, no peronistas, se izquierda o de derecha.

No han hecho nada para que a las mujeres, en especial a las empobrecias, nos ayuden a salir de ese empobrecimiento porque ese gran negocio es de la trabajadora sexual, te vas a morir como putay bajas la desocupación a cualquier gobierno porque sos trabajadora y la otra vas a morir, como víctima, o víctima de trata, o de pobreza, mujer desocupada, pero víctima. Te etiquetan ahí y no vuelves a ser más sujeta de derecho Por eso yo no entro más en la discusión de abolir o reglamentar.

Esta violencia es mucho más profunda que abolir o reglamentar, esto nos atraviesa la subjetividad, económicamente. Van a tenerse que hacerse cargo todos los gobernantes, las agencias internacionales que bajan millones para hacernos putas. El negocio para el neoliberalismo de la reglamentación de la prostitución como trabajo son nuestras, hijas, nuestras nietas, nuestras bisnietas, no son estas putas porque ya son viejas.

Esta es una sociedad neoliberalista asquerosa de el proxenetismo, el tráfico de personas y el sindicato AMMAR CTA. Esta es una sociedad de tres. El negocio necesita que se lo reglamente como trabajo sexual para no ir preso. Cuando agarren a tu hija, ¿a quién van a denunciar si les van a dar? Cuando la convierta en puta y la penetren anal, vaginal y bucal más de 30 veces por noche, te va a gustar que tu hija sea la puta de Santa Rosa.

– ¿Por qué usas la palabra puta?

– Utilizo la palabra puta porque es la identidad que nos ponen los varones y a toda mujer cuando nos quieren humillar, nos dicen cállate puta, porque a las mujeres ese término nos duele. Utilizo la identidad de puta solo para incomodar, yo no busco que la gente me quiera, busco incomodarte.

– ¿Y qué hace el estado?

– En realidad vuelvo a insistir, yo vengo militando contra esta violencia hace 15 años y viajo por toda la Argentina. Estoy en la calle, no estoy leyendo un libro, estoy en la calle. Me meto con los gobiernos, los jodo. Esto de los programas de acompañamiento de la víctima de trata, son programas con títulos muy lindos pero son vacíos. Han utilizado muy bien el verbo rescatar, te saco de este prostíbulo y como estado te llevo a tu lugar  y te doy para que te conviertas en sujetas activas de delito. Pero en lo concreto, ninguna de esas mujeres rescatadas son sujetas de derecho.

Es mentira que rescataron a 10 mil mujeres. Porque lo que hicieron es mandarlas al norte donde otra vez las vuelven a prostituir. Y eso lo hizo el otro gobierno. No hubo rescate, solo cambiaron de lugar mi cuerpo. No hay acompañamiento. Te suben a un avión para llevarte al lugar que vos elegiste y después te dejan sola. Por eso digo que Argentina es un país abolicionista desde el derecho pero en la práctica sostiene la explotación de las miles de mujeres y en especial de las empobrecidas. El ser pobre es el gran negocio para muchos, no para las mujeres empobrecidas, pero si para el negocio de la prostitución y la trata de personas.

sonia sanchez publico 1