DEL LIBRO MUJERES DE SALTA TESTIMONIOS DE VIDA

Escolástica Sarapura ?Barrio 15 de Septiembre(1)

Sonríe con una sonrisa amplia, sin dientes. Sólo se pone seria cuando habla de la lucha que comparte con los demás miembros de la organización a la que pertenece. Y de sus ganas de continuar trabajando para hacer de su casa, un espacio digno donde vivir.

Ninguna de estas inquietudes la perturbaba de niña en Potrero Castillo, Departamento La Caldera, en medio de los cerros, donde nació y vivió hasta la adolescencia. Cursó apenas dos años como alumna tardía, en una escuela albergue porque ?quedaba lejísimos, era como de Salta a Güemes.? Recuerda esa época como de las más felices de su vida, aún cuando las zapatillas que a menudo calzaba, no pertenecían al mismo par, probablemente zapatillas regaladas.?Papá compraba zapatillas, pero eran para usar cuando salíamos o cuando venía gente.?Estalla en risa cuando comenta algunas vivencias de su niñez??yo le tiraba el caballo a mi papá para arar, para sembrar, yo era lerda para caminar y un día el caballo me pisó a mí y mi papá se enojó?yo era muy lerda para caminar??

Los animales criados para consumo, las verduras sembradas y cosechadas por sus padres y el fino trabajo de artesano de su padre que hilaba ponchos en el telar o cosía trajes de gaucho, le aseguraba el alimento diario para ella y sus diez hermanos.

Logró cursar hasta quinto grado en una escuela nocturna, ya en la ciudad, donde su progenitor la empleó como dama de compañía. No recuerda como ingratos los casi diez años que se deslizaron, mientras ella cumplía día a día, casi con regularidad suiza, el ritual de pelar bolsas de papas para preparar el recado de las empanadas que salía a vender junto a la dueña de casa. Con cierto candor advierte que?yo me iba al quiosco con ella a vender, porque ella tenía dos hijos varones y no tenía una nena, por eso ella necesitaba a una mujer .Ella me trataba bien, no me faltaba nada .Yo era gorda en ese tiempo, cuando estaba con ella, comía muchas empanadas?

Escolástica fue expulsada del paraíso por etapas. Cuenta que un inenarrable dolor se apoderó de ella, el día que supo que, el padre de su primer hijo, y prometido suyo, era casado ?resulta que yo no sabía que él era casado. Estaba esperando mi hijo de seis meses y me cae la señora de él a mi casa a decirme que ella era la esposa de él. Justo llegó cuando él estaba en la casa, estaba conmigo cuando llegó ella, y bueno, para mí era como si se había caído el mundo .Horrible. Sufrí mucho?

Cargando un hijo recién nacido partió a trabajar como empleada doméstica para asistir a su padre y cinco hermanos menores instalados en la ciudad, mientras su madre pastoreaba animales en el cerro por largas temporadas.?Sí se había quedado en el cerro, no se había querido venir a vivir, porque por ahí se quedaba sin trabajo mi papá y de qué iban a vivir. Como mis hermanos iban a la escuela yo atendía a mis hermanos, les cocinaba, les lavaba la ropa, los mandaba a la escuela. Yo hacía todo eso y después me iba a trabajar?relata.

Un día cualquiera, un hecho fortuito, le proporcionó un nuevo compañero y muchos sinsabores.

Con compañero y tres hijos, afirma que su vida cambió, cuando ingresó a formar parte de la organización Corriente Clasista y Combativa?(2) He cambiado- afirma-porque me di cuenta que al lado de mi marido no ganaba nada, yo entré a la Corriente y me iba a las marchas. Los primeros tiempos no me gustaban las marchas, cuando me hablaban de marchas me ponía mal, no me gustaba y bueno, así pasó el tiempo, ahora me di cuenta que mi vida cambió porque ahora me manejo yo sola, ya no le estoy diciendo a mi marido ¿querés que vaya? Antes iba al almacén y tenía que pedir permiso, ahora ya no, ahora digo mirá yo me voy, y me voy?

Escolástica trabaja, hoy, como ayudante de albañil, apagando la cal, trasladando baldes con mezcla, cargando ladrillos y haciendo de serena en un Centro de Salud y una Guardería Municipal en construcción en el barrio Santa Cecilia.

Hoy, la perturba la pobreza generalizada, la falta de trabajo para la gente y espera que el país cambie. Asevera con profunda convicción?Eso está en la lucha de nosotros, porque si no luchamos no hay nada?Y una enorme sonrisa esperanzada se escapa de su boca sin dientes.

Escolástica trabajó, además, en una huerta comunitaria de su barrio hasta que comenzó a desempeñarse en la organización de la vecindad. Junto a compañeras/os de la Corriente, sostiene un comedor comunitario, merendero, una panadería y un ropero comunitario.

Desea fervientemente poder seguir trabajando como ayudante de albañil porque ?tengo una sola pieza, las chapas están rotas, no tengo puerta y tengo piso de tierra, necesito trabajar para mejorar mi casa, porque ya viene el verano y en verano sufrimos mucho, me hace falta trabajar?

Disfruta de su trabajo en la obra y afirma?las amarguras que tengo en mi casa, vengo acá y se me pasa todo?Insiste en que se publique su agradecimiento a la Corriente? quiero mucho a mi partido, nos han enseñado muchas cosas, estoy muy agradecida. Mientras esté bien, toda la vida voy a luchar”.
——————————————————————————————–

(1) 15 de Septiembre es un barrio que conserva las características de un asentamiento, ubicado en el extremo norte de la ciudad, a orillas del río Vaqueros. Se accede a él, a través de la Avenida Bolivia, primero, y de la Ruta Nacional Nº 9 después Con construcciones precarias, cuentan con servicios de energía eléctrica, agua potable, pero carecen de calles pavimentadas y servicios sanitarios de cloacas, entre otros. Según el Censo Nacional de Población, Hogares y viviendas 2001, realizado por la Dirección General de Estadísticas de Salta, este asentamiento, cuenta con 1.407 habitantes y casi el 60% de su población, padece de Necesidades Básicas Insatisfechas.

(2)? La Corriente Clasista y Combativa, surge como tal, a principios de la década e los noventa, pero es parte de un proceso que se inicia allá por los sesenta ,con el propósito de retomar las banderas del clasismo en el movimiento obrero argentino, en aquellos años con la dirección de René Salamanca(detenido-desaparecido),se recupera el SMATA Córdoba) Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina);desde entonces y hasta hoy siempre animó la Corriente Clasista en el movimiento obrero ocupado y como fenómeno de los últimos años, a los desocupados. Aplica el concepto del Clasismo en su sentido más estricto, que es el de la lucha irrenunciable por sus intereses inmediatos, mediatos y finales de la clase obrera .Entre sus dirigentes principales se encuentran, Carlos ?Perro? Santillán y Juan Carlos Alderete. En nuestra provincia se destacan Rodolfo Zacarías, Martín Caliva y Julio Reifenberg? Verónica Caliva integrante de la CCC y corresponsal en Salta del Semanario Hoy, en declaraciones al programa de radio de FM Noticias, Piquete y Cacerola, 9/12/05

FOTO: www.turismospringfield.com