A 36 años de su nacimiento

EQUIPO ARGENTINO DE ANTROPOLOGÍA FORENSE,UN ORGULLO QUE CRUZA FRONTERAS

Carlos Rojas Surraco, miembro del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), se refirió a la historia del Equipo, las tareas que realizaron a través de los años colaborando en la identificación de detenidos – desaparecidos y detenidas – desaparecidas del terrorismo de Estado, de soldados caídos de Malvinas y la postulación al Premio Nobel de la Paz 2020.

Imagen : EAAF

Rojas recordó que el Equipo nació a pedido de organizaciones de derechos humanos como Abuelas de Plaza de Mayo y Familiares de Detenidos y Desaparecidos después de la última dictadura militar. “Ellas planteaban ver la posibilidad de tomar una muestra de ADN a los nietos que estaban buscando comparando con los ADN de ellas y ver si era posible restituir a estos nietos, sabiendo que había una generación que estaba faltando. Siempre se hace entre padre e hijo, y lo que se buscaba era hacer entre nietos y abuelas”, dijo.

En Estados Unidos, Abuelas toman conocimiento de un antropólogo forense, Edward Snowden, que les dice que se podía identificar a personas desaparecidas durante la dictadura. El antropólogo viajó a Argentina e intenta buscar profesionales de la misma para iniciar las investigaciones. Al no encontrar profesionales, convoca a estudiantes avanzados y así se forma el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Con los primeros resultados, el EAAF empezó a ser solicitado en otros países de Centro América y América del Sur para colaborar en la investigación con respecto a la identificación de personas. Al día de hoy, el Equipo trabajó en más de 80 países alrededor del mundo.

“El equipo como toda ONG necesita algunos fondos para poder continuar su trabajo. En ese sentido, siempre apelamos a distintas fundaciones presentándoles algunos proyectos y ver que estén interesados en aportar a nuestro trabajo. A nivel nacional, en el 2007 que se lanza la Iniciativa Latinoamericana para la identificación de personas, se firma un convenio con el Gobierno Nacional donde participa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Ministerio de Salud, y el gobierno se compromete a darnos un subsidio para continuar el trabajo”, informó y agregó que desde ese momento nunca tuvieron mayores problemas, excepto hace un año atrás donde hubo una demora en los pagos que se solucionó rápidamente ante el reclamo en los medios.

Rojas sostuvo que han ayudado a todos los países que los han convocado y donde ven que pueden colaborar. Incluso, Snowden tenía la idea de formar nuevos equipos de antropólogos forenses en distintos países por lo que, actualmente, continúan esa tarea ayudando en la formación en estudiantes.

En cuanto a la pandemia mundial, el Equipo Forense se encuentra colaborando en Protocolos sobre la inhumación de personas que fallecieron por el COVID – 19. Ante la falta de investigaciones científicas que determinen si el virus continúa en el cuerpo de aquellos que fallecieron, el EAAF brinda recomendaciones, al Gobierno de la Ciudad y municipios de distintas provincias para realizar la inhumación para luego, con más estudios e investigación, se pueda tener un buen reconocimiento de la enfermedad

Imagen: INFOGei

Consultado sobre la tarea de identificación de cuerpos de soldados que cayeron en la Guerra de Malvinas, Rojas Surraco informó que la tarea la realizan desde el 2013 a pedido de Familiares de Caídos en Malvinas y de Veteranos. Ante ello, se solicitó a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner analizar la posibilidad de trabajar en inhumaciones o tumbas sin identificación.

“Hicimos las primeras entrevistas con los familiares en un equipo interdisciplinario donde participó la Escribanía General de Gobierno, el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Desarrollo Social. Visitábamos a los familiares, hacíamos entrevistas y muestras de sangre a la espera de que a través de las negociaciones entre el gobierno argentino y gobierno británico, se pudiera hacer el trabajo en el cementerio. Eso se logró en el 2017, y  viajó un equipo de profesionales argentinos, de España y Gran Bretaña. Se montó un laboratorio en el mismo cementerio y se trabajó en la exhumación de los restos, se le hacía un estudio y se los volvía a inhumar”, explicó.

En diciembre de 2017, se realizaron las primeras notificaciones a los familiares. En 2018, se llevó a cabo el primer viaje al cementerio en Malvinas y el segundo en 2019. Al día de hoy, hay 115 soldados identificados de 121 tumbas, donde había 122 soldados inhumados ya que en una de las tumbas había restos mezclados que pudieron solucionarse.

Desde 1984 a la fecha, el EAAF continúa trabajando en la identificación de desaparecidos y desaparecidas durante el terrorismo de Estado. “Seguimos trabajando en la búsqueda de nuevos lugares de enterramiento y para que familiares se acerquen a dejar una muestra de sangre”, indicó y agregó que hay alrededor de 700 restos óseos por lo que faltan más muestras de sangre de familiares. Por ello, el Equipo buscará lanzar nuevamente este año la Iniciativa Latinoamericana para la identificación de Personas.

El Equipo hoy se encuentra como candidato al Premio Nobel de la Paz 2020, propuesto por profesionales del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLASCO). “A nosotros nos sorprendió. No estábamos al tanto de esta postulación. Para nosotros fue toda una sorpresa el hecho y obviamente agradecemos que nos hayan propuesto para este premio”, sostuvo.