Noticias Destacadas

Junín

Encontraron a Mía en Junín y detuvieron al sospechoso del doble crimen

La nena de seis años, hija de la mujer asesinada junto a su hijo de tres en El Palomar, fue encontrada sana y salva junto al principal sospechoso del doble crimen, quien quedó aprehendido, informaron fuentes policiales y de la familia de la niña.enrique alcaraz

Mía, la hija de seis años de la mujer asesinada el lunes junto a su hijo de tres en su casa de la localidad bonaerense de El Palomar, fue encontrada sana y salva en la terminal de micros de la ciudad de Junín junto al principal sospechoso del doble crimen, quien quedó detenido, informaron fuentes policiales y judiciales.

La niña se reencontró esta tarde con sus familiares, que viajaron hasta dicha ciudad del noroeste de la provincia Buenos Aires y horas después regresaron en un helicóptero policial a su domicilio, mientras que el acusado, identificado como Enrique Alcaraz (25), fue llevado por tierra a Morón, donde mañana será indagado por los fiscales de la causa.

Raúl González, maletero de la empresa Pullman General Belgrano, dijo a Télam que minutos antes de las 10 él se encontraba en la terminal de micros de Junín junto a un compañero de trabajo con quien justamente hablaba sobre el doble crimen de El Palomar.

“En ese momento, apareció un hombre con una nena en brazos. Llamaba la atención porque era raro ver a una nena de seis años en brazos de un adulto, era demasiado grande, a cualquiera le hubiera llamado la atención”, dijo el maletero, que precisó que la niña estaba tenía parte del rostro cubierto con una capucha pero en un momento se la corrió y le dijo “hola”.

“Ahí le vi la cara y me di cuenta de que era la nena, porque la acababa de ver en la foto del diario”, explicó González y agregó que ante esa situación decidieron con su compañero avisarle a su supervisora, Mirta Guevara, que les indicó que alertaran al personal de la Policía Local apostado en la terminal.

Por su parte, Guevara contó que tras recibir la denuncia, los efectivos montaron un operativo y en la esquina de Falucho y Rivadavia detuvieron a Alcaraz y rescataron a Mía.

Las fuentes policiales precisaron a Télam que este empleado de carnicería era buscado intensamente como principal sospechoso del doble crimen de Sabrina Martín (24) y su hijo Ian (3), y que al momento de su captura dijo a los efectivos que se dirigía a una dirección inexistente en Junín, negó llamarse Alcaraz y dijo que la niña era su hija.

Un jefe policial confirmó que en poder del sospechoso se secuestró un cuchillo que ahora será peritado para determinar si es la misma arma blanca empleada en los homicidios y que no fue hallada en la escena del crimen.

Luego de ser detenido, Alcaraz fue llevado a la sede de la Coordinadora Departamental de Investigaciones (CDI) de Junín donde fue revisado por los médicos.

Alrededor de las 17 salió de la sede policial esposado, con la cabeza cubierta con la capucha de su buzo verde y custodiado por policías que los subieron a un auto particular para llevarlo a Morón.

En tanto, los fiscales a cargo de la causa, Claudio Oviedo y María Cecilia Corfield, viajaron al mediodía a Junín junto a familiares de Mía bordo de dos helicópteros de la Policía Federal puestos a disposición por el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

“Se encuentra muy bien”, dijo esta tarde a la prensa el fiscal Oviedo respecto del estado de Mía, al tiempo que señaló que el acusado Alcaraz estaba desde “ayer a la noche” con la niña en Junín, a donde había arribado en tren, y que “pretendía seguir en colectivo a Santiago del Estero”.
De acuerdo a las fuentes, el imputado tomó un tren de Ferrobaires en la ciudad de Mercedes que partió a las 20.29 de ayer con destino a Junín.

Los voceros consultados señalaron que Alcaraz tiene antecedentes penales desde que era menor de edad, registra varias fugas de hogares, entre ellos, de la Fundación Felices Los Niños, su madre lo había denunciado por abuso de un hermanastro y es fanático del animé japonés.

Mientras que su padre contó a los pesquisas que su hijo pasó el lunes al mediodía -cuando ya se había cometido el doble crimen-, por su casa de la calle Arenales al 2500 del barrio El Palomo de la localidad de Libertad, partido de Merlo, para pedirle prestados 300 pesos.

De hecho, anoche la Policía realizó una serie de allanamientos en esa zona de Merlo pero no pudo localizar al sospechoso.

Según uno de los investigadores, Alcaraz conoció a Martín en un cíber de El Palomar donde ella trabajaba, se hicieron “amigos” y “ella a veces lo dejaba dormir en su casa y solía pedirle que se quedara al cuidado de sus hijos, por lo que de esa manera creó un vínculo muy especial y cercano con la nena”.

Los pesquisas incluso pudieron determinar que cuando pasaba la noche en la casa del doble crimen, en la calle Murillo 484 de El Palomar, Alcaraz dormía junto a Mía, en la cama de la niña.

Aparte de salir a cartonear con un carro, Alcaraz había logrado conseguir un empleo en la carnicería “La Central”, ubicada en la calle José Bianco al 1900 y la rotonda de la plaza de El Palomar, donde el dueño contó que él “adoraba” a la nena y que solía llevarla al trabajo.

Por su parte, Noelia, hermana de Martín, dijo a Télam que el hallazgo de Mía “es una alegría, en medio de tanto dolor”, al tiempo que negó que el acusado hayan mantenido algún tipo de relación sentimental con la joven asesinada.

 

Imagen : big bang news