Noticias Destacadas

Fernanda Gil Lozano

En un año murieron más de 2.500 mujeres por violencia de género en Latinoamérica

La diputada argentina en el Parlasur por el frente Renovador UNA, Fernanda Gil lozano*, opinó para Télam sobre la problemática de la violencia de género y de los femicidios en la región y no descartó la posibilidad de que el Parlamento del Mercosur promueva la Emergencia sobre este problema.fernanda gil lozano

Unas 2.564 mujeres fueron asesinadas por razones de género en América Latina entre abril de 2015 y el mismo mes de 2016, son 208 asesinatos mensuales en toda la región.

Mientras que El Salvador, Honduras y Guatemala, presentan las tasas de feminicidios más altas, México, Brasil, Colombia y Argentina se ubican en segunda línea. Ante esta situación el Parlasur no descarta promover la emergencia en la materia.

Desde el Parlasur debemos impulsar que se incorpore la tipología del femicidio en los códigos penales de los países miembros.
En Argentina tampoco está incluido. Si bien nosotros ampliamos el concepto cuando se produce un crimen que está agravado por el vínculo y para nosotros el vínculo no es solo estar casado legalmente agregando años de condena, no existe el femicidio como tal.

El relevamiento se llevó a cabo en territorio de 17 países a través de estadísticas oficiales entregadas por los gobiernos, organizaciones no gubernamentales y entidades feministas y eso se procesó conjuntamente con las conclusiones a las que arribó una comisión de trabajo, que ella misma conformó, para la recolección de denuncias informales en Argentina y el resto de los países del Mercosur.

En Argentina la violencia de género se incrementó un 18,6 % en 2015. Esos datos surgen de un sondeo elaborado sobre un total de 34.657 casos obtenidos sobre mujeres de entre 18 y 65 años, a través de encuestas en vía pública, encuentros femeninos, seminarios, charlas debate, cuestionarios telefónicos y relevamientos de consultas médicas y psicológicas.

Hay que empezar a trabajar el tema de la violencia desde contenidos en la escuela, hay que empezar a hacer prevención porque nuestra sociedad admite y da un derecho a la violencia en los varones.

Hoy por hoy los medios tienen un efecto en la educación y formación de las personas que nunca antes tuvieron. La cosificación de la mujer en los medios es alarmante. Se debería trabajar como una verdadera política de Estado para que los medios dejen de cosificar a la mujer.

Desde el Parlasur tenemos que hacer un trabajo, un esfuerzo, una sinergia de políticas que contengan tanto la situación de las víctimas que son las mujeres y los niños y el trabajo con los varones, sobre todo en las alertas tempranas. Tenemos figuras que no se registran como el acoso y la amenaza que una es contravencional y el otro es una falta leve. Desde ahí deberíamos comenzar a tener una alerta diferente.

Yo como Parlamentaria, tanto en la región como en Argentina, además, voy a promover trabajar sobre la construcción de la masculinidad. Estoy trabajando en los programas psico-socio-educativos para varones.
Primero es trabajar con los hombres en cuestiones básicas como puede ser el control de la ira.

En general la violencia de género tiene mucho que ver con un descontrol de parte de los varones de su ira, de su frustración. Hay que generar proyectos de vida alejados de la violencia; vivimos en una cultura que promueve desde la competitividad un vale todo para llegar al lugar número uno, esto exige muchas veces bloquear los afectos, bloquear los sentimientos y pisar al que se cruce.

Creo que hay que comenzar a alentar y trabajar con los varones otro tipo de valores, desde la cooperación y la solidaridad.

Además hay que replantearse el concepto de seguridad en la región. Lo tenemos que comenzar a ver desde una perspectiva ciudadana. Seguridad no es solo salir a la calle y que no te roben, también es para las mujeres estar seguras en nuestras casas, a las mujeres nos matan adentro de nuestras casas.

Hay todo un concepto que debemos revisar de otra manera en el Parlasur. Yo creo que el concepto de integración es un concepto mucho mas abarcativo. Yo quiero una región latinoamericana libre de violencia.

 

(*) Diputada argentina en el Parlasur por el Frente Renovador UNA

 

Imagen : diariochaco.com