Noticias Destacadas

Informe

En los últimos 10 años, l@s niñ@s pasaron de ser objetos bajo tutela del Estado a sujet@s de derecho

La Ley de Protección Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, promulgada en 2005, posibilitó un avance en la elaboración de políticas orientadas a la niñez, y a partir de su aplicación niños, niñas y adolescentes dejaron de ser entendidos como objetos bajo la tutela del Estado, para pasar a ser reconocidos como sujetos de pleno derecho.derechssossssss

Así lo destacó un análisis del Grupo de Estudios de Economía Nacional y Popular (GEENaP) que abordó las distintas políticas a favor de los niños, llevadas a cabo desde 2003 hasta la fecha por los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

De acuerdo al informe, en la última década el Estado pudo avanzar en las problemáticas de los menores de edad desde un enfoque multicausal, alcanzando importantes resultados en materia de inversión pública en niñez, escolarización e indicadores socio sanitarios.

“Asistimos así a un cambio en la concepción de la niñez y sus problemáticas, analizada desde el aspecto legal, pero que refleja un real cambio de paradigma”, aseguró el GEENaP.

Entre las políticas, una de las de mayor trascendencia y de impacto más rápidamente cuantificable fue la Asignación Universal por Hijo (AUH), que además de constituir un estímulo al consumo, buscó impactar directamente en los niveles de salud y de escolaridad.

Si se analiza el comportamiento de las variables de salud y de educación en los hogares que perciben AUH, se ven incrementos en ambos desde la aplicación del programa.

En cuanto al impacto educativo, se estima que la AUH redujo en más del 60 por ciento el riesgo de no asistencia escolar.

Además, se redujo en un 14 por ciento el riesgo de que niños, niñas y adolescentes ingresen al mercado laboral informal.

Este programa completa la cobertura con la Asignación Universal por Embarazo y el Plan Nacer, que implica un seguimiento del estado de salud durante la gestación y los primeros meses de vida del niño.

De acuerdo al balance de 2010, como consecuencia de la implementación, entre 2005 y ese año, la mortalidad infantil se redujo 17 por ciento en todo el país y 24 por ciento en las provincias del norte.

De esta manera, la brecha entre la mortalidad infantil del norte y la nacional disminuyó a casi la mitad, un 48 por ciento.
En agosto de 2012, el Gobierno lanzó además el Programa SUMAR, que incorporó más de 30 líneas de cuidados, 6 de ellas preventivas, y alrededor de 300 prestaciones.

Además de brindar cobertura a embarazadas, también incorporó a los niños, niñas y adolescentes de 6 a 19 años, así como a mujeres hasta los 64, con el objetivo de continuar disminuyendo la tasa de mortalidad infantil y materna, y profundizar el cuidado integral de la salud.

En cuanto a la seguridad alimentaria y nutricional, durante 2013, 1.773.220 familias fueron titulares de derecho del componente de asistencia del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria.

Asimismo, 1.666.113 niños de 12.228 establecimientos escolares recibieron el refuerzo de las raciones en servicios alimentarios escolares.

Imagen : ingeniosocial.blogspot.com