Noticias Destacadas

“En el interior, el tráfico de niñ@s es una constante”

Así lo señaló la abogada Ana María Carriquiri, quien desde hace 14 años trabaja con temas de familia, expresando que no se pueden dar estadísticas de este delito porque la gente no denuncia por miedo, por dinero, o por otras razones.

Carriquiri relató que la entrega de chic@s por mejores posibilidades de crecimiento y de desarrollo, también es común, destacando de una manera crítica lo expresado desde la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la cual puso el énfasis en los lazos biológicos.

“Es fácil verlo desde la Corte sentado en un pupitre a vivirlo”, dijo la abogada, haciendo hincapié en que muchas veces las familias de menores recursos esperan que de este modo sus hij@s accedan a un mejor nivel de vida y especialmente a tener educación.

La profesional alertó que de todos modos, la vía siempre debe ser la judicial para poder conocer que sus hij@s no corran riesgo, que no son traficados para sacarle órganos.

La abogada dijo además que por mucho que se perfeccione la ley de adopción, de no existir verdadera voluntad de control, la trata y el tráfico de niñ@s no va a revertirse.”Debe existir voluntad para que no haya tráfico de niñ@s”, sentenció.

“Los Juzgados de Familia están colapsados al menos en nuestra Provincia, porque estos juicios siguen corriendo la misma suerte que el resto de las causas”, señaló la profesional.

Carriquiri, explicó que la nueva reglamentación dispuesta a nivel nacional (Ley del Registro Nacional 25.854), para agilizar las adopciones “es a los efectos de crear una red de registros locales para evitar la trata y el tráfico de niñ@s”.

Al respecto, la letrada informó que Salta ya tiene una Secretaría Tutelar que posee un registro y funciona dentro de la Secretaría de Derechos Humanos del Poder Judicial.

Para que lo dispuesto a nivel nacional deje de ser una intención y se traduzca en hechos, la abogada precisó que los datos de las secretarías tutelares del país deben estar en red para que no se hagan adopciones en varias provincias y así evitar que un niño sea adoptad@ con fines delictivos.

También dijo que la idea de generar esto es que no haga falta que quienes deseen adoptar se inscriban en distintas provincias, puesto que si ya se hizo el seguimiento psicológico, los estudios ambientales, etc., como lo hace la Secretaría Tutelar de Salta, toda esa información debe ser compartida con el resto de las provincias.

Largas esperas, requisitos y manoseo institucional

“Los tiempos de espera son un vacío del Estado más que de la ley misma. Es una demora lamentable que lleva a que la gente haga lo que no debe”, subrayó Carriquiri, poniéndose énfasis en la entrega ilegal de menores.

La abogada refirió también que ha bajado mucho la cantidad de adopciones que se realizan. “Hasta hace 5 años atrás era permanente el pedido de adopción. Ahora no hay niñ@s para adoptar pero la Casa Cuna esta llena, a pesar de que hablamos del interés superior del niñ@”, dijo, criticando el sistema actual.

Asimismo, la letrada señaló que en algunos aspectos la ley se hizo más flexible porque antes de la reforma se debía estar casad@, lo que no interesa hoy en día, aunque aún “se debe pasar por tantas cosas, que a veces quienes desean ser padres del corazón lo ven como un manoseo”.

“Hoy los requisitos son estar inscriptos en la Secretaría Tutelar de Salta, con una diferencia de edad de 17 años entre adoptante y adoptado, tener medios para alimentar al menor y un comportamiento moral moderado, además de poder insertarlo a una familia”, explicó.

FOTO: www.aristotelizar.com