Noticias Destacadas

Nicaragua

Empleadas domésticas migrantes de Latinoamérica piden respeto a sus derechos

Trabajadoras domésticas migrantes de América Latina demandaron hoy, en un encuentro que celebran en Nicaragua, el cumplimiento de sus derechos laborales, como recibir por pago el salario mínimo, la jornada de ocho horas y protección social, entre otros.trabajadoras comésticas

Las trabajadoras también defienden la firma de un contrato laboral escrito y el cumplimiento de normas de seguridad e higiene ocupacional en sus sitios de trabajo.

Las mujeres participan desde hoy y hasta mañana en el II Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Trabajadoras Domésticas y Migrantes, que se celebra en Managua y que ha recibido a 90 mujeres de al menos 12 países.

La vicepresidenta mundial de la Federación de Trabajadoras del Hogar, la peruana Ernestina Ochoa, indicó que en América Latina hay unas 17 millones de trabajadoras domésticas y a nivel mundial unas 100 millones.

En este sentido, denunció que las trabajadoras domésticas enfrentan muchos problemas como la discriminación, el acoso y abuso sexual, y que en muchos casos tampoco se les reconoce su derecho a organizarse en sindicatos.

Ochoa lamentó, además, que las trabajadoras domésticas tienen un acceso limitado a la justicia.

La directiva sostuvo que en América Latina las trabajadoras domésticas enfrentan abuso sexual y cuando deciden denunciar, las autoridades judiciales no se ponen de su lado.

Aseguró también que la mayoría de las domésticas que tienen hijos no encuentran con quién dejarlos para que se los cuiden, debido a la falta de guarderías disponibles.

“Muchas veces tenemos que dejarlos encerrados en nuestras propias casas para ir a cuidar a otros niños”, manifestó.

Los países de América Latina que reúnen más trabajadoras domésticas migrantes son Costa Rica, Chile y Argentina, según la Federación de Trabajadoras del Hogar.

Por otro lado, Ochoa anotó que 17 países latinoamericanos han ratificado el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que establece los derechos y principios básicos de los trabajadores domésticos, y exige a los Estados tomar medidas para lograr que el trabajo decente sea una realidad para ellos.

Costa Rica, Nicaragua y Panamá han ratificado dicho convenio en Centroamérica. Están pendientes El Salvador, Guatemala y Honduras.

El acuerdo de la OIT promueve el establecimiento de los derechos que demanda el gremio.

El encuentro de este viernes reunió a alrededor de 90 mujeres entre trabajadoras domésticas, activistas y expositoras de Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Perú, República Dominicana y Centroamérica.

 

Imagen : es.finance.yahoo.com