México

Elogian al Equipo Argentino de Antropología Forense

Para el papá de un estudiante desaparecido en México, sin su trabajo se hubiera “cerrado el caso”.estudiantes guerrero

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa partieron hoy en caravanas a varias partes de México para llevar su mensaje de “indignación”, mientras miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tomaron hoy 113 municipios del estado de Michoacán, que vive su propia crisis de violencia, en reclamo de la aparición con vida de los jóvenes secuestrados.

Ezequiel Mora, padre de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos, aseguró a Télam que el gobierno de Enrique Peña Nieto “no es para su pueblo, es de los narcotraficantes”, destacó que si no fuera por la labor del Equipo Argentino de Antropología Forense se hubiera “cerrado el caso” y remarcó que los familiares tienen la esperanza de “encontrarlos y vivos”.

De este modo continúan las protestas por los secuestrados y desaparecidos el 26 de septiembre pasado en la ciudad de Iguala, luego de ser atacados por policías y narcos de Guerreros Unidos, lo que dejó además seis muertos y 25 heridos.

Antes de anoche, manifestantes incendiaron el Congreso regional del sureño estado Guerrero, en el marco de protestas que mantienen en jaque al presidente Enrique Peña Nieto, de gira por China y Australia.

Las caravanas de padres recorrerán, a través de tres rutas, 10 de los 31 estados de México y concluirán el 20 de noviembre con una marcha y una concentración en la Plaza del Zócalo de Ciudad de México.

desaparecidos.jpg

“Vamos a exigir nos regresen a nuestros hijos porque para mí no está desaparecido, el gobierno lo tiene escondido, en cualquier lugar, no sé dónde, pero no está desaparecido”, dijo Carmelita Cruz, madre de Jorge Aníbal Cruz y tía de otros dos estudiantes desaparecidos, citada por la agencia DPA.

Uno de los portavoces de las familias, Felipe Flores, señaló que la gira informativa busca “enlazar una red de comunicación con todas las organizaciones sociales” del país para poner fin a la impunidad.

Los estados que visitará la caravana antes de llegar a la capital son Chihuahua, Durango, Zacatecas, Jalisco, Michoacán, Chiapas, Oaxaca, Morelos y Tlaxcala, así como siete municipios de Guerrero, incluida la ciudad de Acapulco.

Por otra parte, se prevé que en algunas alcaldías que fueron tomadas esta mañana los integrantes de la CNTE coloquen fotografías de los normalistas desaparecidos. En la capital michoacana marcharon por la avenida Madero y se manifestaron frente al Congreso local; después se dirigieron al ayuntamiento, que estaba resguardado por decenas de policías, reportó el diario capitalino La Jornada.

Los manifestantes tomaron los municipios para decirle a la sociedad que no quieren que lleguen al gobierno alcaldes como el de Iguala, en el sureño estado de Guerrero, José Luis Abarca, que luego de la desaparición de los estudiantes estuvo prófugo junto a su esposa hasta la semana pasada.

En Morelia, la capital de Michoacán, que a su vez enfrenta su propia crisis de violencia vinculada también a la penetración estatal del crimen organizado, un contingente de maestros marchó por la avenida principal de la ciudad con dirección a la alcaldía, según informó la agencia ANSA.

Por su parte, Ezequiel Mora, padre de Venancio, de 19 años, aseguró que “el gobierno ha tratado de buscar a nuestros hijos, pero la verdad es que no ha cumplido con la búsqueda”.

Para el padre, desde el gobierno “quieren cerrar el caso” y “no hacen nada”. “Dijeron que estaban muertos pero de acuerdo al grupo de antropólogos argentinos ya nos dieron la información de que esas fosas donde cavan, no hay ninguno de los estudiantes. No nos sentimos contentos con la información pero salió negativo”, explicó el mexicano en entrevista con Télam Radio.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), designado por las familias de los estudiantes mexicanos desaparecidos en Iguala, informó el martes pasado que no ha identificado a ninguno de los 43 jóvenes entre los restos óseos que analizó hasta ahora.

Aunque todavía quedan otros restos por identificar, los familiares de las víctimas se mostraron alentados por la noticia. “Volvemos a vivir”, dijo Felipe de la Cruz, otro vocero de las familias, quien agregó que la noticia da nuevo “aliento” a los padres.

Mora recordó que no se apoya al reclamo por la aparición de los estudiantes en el gobierno y explicó que en estos días otros jóvenes de Iguala que fueron a buscar apoyo al ejército militar, fueron maltratados y “hasta les quitaron sus celulares y carteras”.

En tanto, el secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, informó hoy que los elementos del 27 Batallón con sede en Iguala no intervinieron en el ataque a los jóvenes del 26 de septiembre porque siguieron un protocolo que indica que sólo pueden actuar a petición de autoridad local, y esto no ocurrió. Entre otras cosas, porque esa autoridad local, ejercida por Abarca, es la que está acusada de haber dado la orden del ataque a balazos a los estudiantes en complicidad con miembros del cártel de Guerreros Unidos.

Asimismo, el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, aceptó la renuncia del titular de la Procuraduría General de Justicia de ese estado, Iñaki Blanco Cabrera.

Blanco ha estado en el ojo del huracán luego del asesinato de los 43 normalistas de Ayotzinapa, tras declarar el pasado 5 de octubre que 17 estudiantes habían sido trasladados por integrantes de Guerreros Unidos a una de las fosas de Pueblo Viejo, en Iguala, donde los jóvenes fueron asesinados, quemados y enterrados.

Sin embargo, los forenses argentinos aseguraron que ninguno de los 28 cuerpos encontrados en esa fosa clandestina corresponde a alguno de los 43 estudiantes desaparecidos.

 

Imagen : arg Noticias