" La víctima espera una reparación en la justicia"

Elevan a juicio la causa contra el juez Federico Diez por Violencia de Género

En el día de ayer las abogadas de la querella Gloria Cruz y Josefina Arancibia, fueron notificadas en los estrados del Juzgado de Garantías Nº 1 a cargo de la Dra. Ada Guillermina Zunino, que la causa GAR 134818/16 “ Diez, Federico por el delito de lesiones en el marco de relación de pareja preexistente, agravadas por el vínculo, dentro de un contexto de violencia de género, amenazas con armas y desobediencia judicial en perjuicio de AG”, será elevada a juicio.

Imagen : Nuevo Diario de Salta

Una de las abogadas de la querella, la Doctora Josefina Arancibia expresó que en esta etapa están agotadas todas las instancias de investigación y que si hubo dilación se debió a la insistencia de la defensa  de producir pruebas, que, entiende, impertinentes y al solo fin de dilatar el proceso.

Con respecto a la elevación de la causa a juicio, la Doctora Gloria Cruz señaló  que en algún momento  se plantearon cierto escepticismo de que ocurriera.” Sin embargo no desconocemos que aun sentimos cierto resquemor  ya que el imputado es un juez, por que al momento de juzgarlo, van a entrar a jugar inexorablemente muchas  variables, que se harán sentir desde distintos sectores”

Ambas abogadas coincidieron en que, desde lo social y político, la perspectiva de género es un tema que no simpatiza a varios y que descalifican a quienes sostienen esta postura, “no olvidemos que estamos insertxs en un marco socio-cultural donde la impronta machista y patriarcal es la que prevalece, y desde ciertos sectores de la sociedad, aun se sienten con derecho a disciplinarnos” subrayó Arancibia. “Es más, como abogadas feministas se nos cuestionó nuestro accionar ante la Justicia, por parte de otros sectores,  que, sin conocernos, nos agraviaron calificándonos de feminazis”

En un documento de Agosto de 2016 las organizaciones de mujeres Multisectorial de Mujeres de Salta, CLADEM, Comisión de la Mujer de la UNSA  y las abogadas que integran el Instituto Jurídico con Perspectiva de Género, suscribieron un documento, donde se denunciaba la obstrucción del ejercicio de la profesión de las abogadas  Arancibia y Cruz.

Las abogadas de la querella recordaron los obstáculos que debieron sortear para tomar conocimiento de la causa, atribuidos a la investidura del imputado. “Fueron muchas las excusaciones de los distintxs magistradxs intervinientes -aseguró Josefina Arancibia- o la imposibilidad de individualizar en el sistema la existencia de la causa, dado que la víctima y denunciante, figuraba como imputada, o la intervención, en el inicio del proceso, de una defensora Oficial que no estaba de turno, hecho que, a todas luces, es éticamente cuestionable”

“Creemos que la Corte debería haber aplicado el Código de Ética al que se adhirió el año pasado y dictado medidas en consecuencia, ya que si el proceso llegó hasta estas instancias es porque hay indicios más que suficientes para considerar que el accionar del Juez Diez debe al menos ser puesto en “dudas” afirmó Gloria Cruz.

El Juez de la Sala VII del Tribunal de Juicio, Federico Diez continuó emitiendo sentencias, incluso en alguna causa por lesiones y amenazas, en contexto de violencia de género, similar a la que él se encuentra procesado, situación que fue muy criticada por las organizaciones de mujeres.

Las abogadas de la querella expresaron que del hecho en cuestión, esperan sea evaluado dentro del contexto de violencia machista, siguiendo los lineamientos de la ley 26485, en cuanto a los tipos y modalidades de violencia hacia la mujer en particular la violencia psicológica que sufrió la víctima por parte de su agresor y luego la violencia institucional que se inició con el derrotero ante la Justicia.- y los tratados internacionales con jerarquía constitucional  en el cual está inserto y que sin dudas esa perspectiva esté presente en quienes recaiga el deber de juzgar al imputado.

Josefina Arancibia destacó “que hay elementos de prueba que sustentan la acusación tanto del Ministerio Público fiscal como de esta acusación privada. La víctima espera una reparación en la Justicia”