Cuestiones de familia

El secreto mejor guardado de Marcos Peña: su padre fue un alto funcionario de la dictadura

Félix Peña fue el segundo del canciller Costa Méndez y uno de los primeros civiles en conocer el plan militar para la Guerra de Malvinas.

Imagen : Diario 24

El jefe de Gabinete Marcos Peña fue uno de los funcionarios macristas que más se apuró en criticar el fallo de la Corte Suprema que benefició a un represor de la dictadura. Sin embargo, detrás de esa supuesta defensa de los Derechos Humanos hay un pasado que lo condena: su padre, Félix Peña, fue funcionario del Gobierno de facto que llevó a cabo esos crímenes aberrantes.

Marcos Peña nació en 1977 y, a priori, no tiene ninguna responsabilidad sobre el pasado de su padre. No obstante, el Gobierno se encargó de ocultar la trayectoria de Félix Peña. Los antecedentes del progenitor del jefe de Gabinete están disponibles en el site del Ministerio de Producción, donde Félix Peña es asesor. Pero allí no se aclara que fue funcionario bajo el terrorismo de Estado.

El currículum oficial de Peña padre indica que fue “subsecretario en el área económica de la Cancillería”, sin precisar los años en los que ejerció esa tarea. Fue en dos ocasiones: la dictadura y el menemismo.

En 1982 asumió la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina en el Gobierno de facto de Leopoldo Galtieri, y fue uno de los cráneos que pensó el impacto que tendría sobre la Argentina la decisión de los militares de recuperar las Islas Malvinas a través de la fuerza.

El diplómatico fue nombrado por el canciller Nicanor Costa Méndez, quien tuvo la responsabilidad de dirigir la política exterior durante la Guerra de Malvinas, desde abril de 1982. Nicanor Méndez confió en la posibilidad de apoyo o –al menos– de neutralidad por parte de los Estados Unidos durante la guerra. Un error estratégico que terminó siendo clave en el triunfo del Reino Unido.

Según consignó el diario Perfil, Un año antes de la Guerra de Malvinas ya se conocía la simpatía del Proceso de Reorganización Nacional por Peña. Aquí se reproduce el “Acta 183” de la “Junta Militar”, que refleja la reunión que mantuvieron las autoridades de las Fuerzas Armadas el 23 de junio de 1981 en el Edificio Cóndor. Sobre la “designación de embajadores” se puede observar la decisión de nombrar “jefe de misión” en Costa Rica a Félix Peña. Pero los Peña no se mudaron a Centroamérica. Peña padre sabía que un año más tarde podría lograr mayor influencia en el Ministerio de Relaciones Exteriores conducido por las Fuerzas Armadas.

Pero su paso por la Cancillería se truncó con el retorno de la democracia. Como no era un diplomático de carrera, el padre del funcionario más importante de Mauricio Macri estuvo en la Cancillería hasta el momento en que el gobierno de Raúl Alfonsín decidió cesantear a los “diplomáticos de la dictadura”.

“Yo llegué a la Cancillería cuando había claras señales de que estábamos en el final de una etapa y se iniciaba una transición hacia la democracia. No la hubiese integrado antes”, aseguró Félix Peña a Perfil. Y aclaró que no tuvo “ninguna intervención” relacionada con las denuncias de violaciones a los Derechos Humanos que la dictadura recibía constantemente en foros internacionales.

Economista y doctor en Derecho, es reconocido y respetado por sus conocimientos en ámbitos diplomáticos y universitarios. En cambio, su participación bajo la dictadura militar argentina es una sombra que tanto él como su hijo buscaron siempre ocultar.