Noticias Destacadas

Amnistía Internacional

El proceso de memoria, verdad y justicia en Argentina, un ejemplo en el mundo

Al cumplirse 40 años del golpe de Estado de 1976, Amnistía Internacional destaca los logros obtenidos en los últimos años por la sociedad argentina en los juicios por las gravísimas violaciones a los derechos humanos cometidas por la última dictadura cívico-militar.logo amnistía internacional

“El proceso de memoria, verdad y justicia que se desarrolló en nuestro país, es observado y admirado en el mundo. Estos días pudo apreciarse con las visitas de mandatarios extranjeros que desean no solo reunirse y escuchar a los familiares de víctimas, sino también recorrer espacios de memoria y derechos humanos”, destacó Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

El camino que la Argentina retomó luego de la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida es un avance que tuvo su punto de partida hace ya más de 30 años, en 1985, con el llamado juicio a las Juntas.

Este fue el único caso en la historia de América Latina en que las principales autoridades de un gobierno durante el cual se perpetraron masivamente crímenes contra la humanidad fueron llevadas ante la Justicia para rendir cuentas.

De acuerdo a información compilada por la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, hoy suman 156 las sentencias dictadas; 669 condenados y 62 absueltos, en un contexto con más de 2300 personas imputadas.

En ese contexto, las lecciones que dejó el proceso argentino han sido analizadas, en muchos países. Tan sólo un ejemplo es la situación en Sri Lanka, un país de Asia inmerso  en un largo conflicto armado a partir de los años 80, que dejó unos 80.000 desaparecidos y donde aún hoy se busca justicia.

“Hubo enormes avances pero aún existen grandes desafíos tales como el análisis de la participación de civiles durante el golpe y continuar la judicialización de delitos contra la integridad sexual cometidos durante la dictadura”, concluyó Belski.

 

Imagen : logo AI