Evalúa una cuarentena obligatoria

EL PRESIDENTE FERNÁNDEZ RECOMENDÓ EVITAR LA CIRCULACIÓN PARA FRENAR LA PANDEMIA

Fernández afirmó que frenar la pandemia es su prioridad y recomendó evitar la circulación

Imagen : Página 12

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que frenar la pandemia en Argentina es hoy su «prioridad» y que analiza reportes de la situación «minuto a minuto» para ir tomando las medidas necesarias para evitar la circulación y propagación del coronavirus, al tiempo que recomendó a quienes pueden que se queden en «su casa» y advirtió que serán «inflexibles» con quienes incumplan la cuarentena habiendo llegado del exterior.

«El tema de pandemia es mi prioridad, necesito que todos nos involucremos. Es una pelea que hay que dar como sociedad», dijo el mandatario en declaraciones radiales esta mañana, que pidió a «todos y todas» luchar contra la pandemia y no dejarse «atrapar por la psicosis».

«Les pido a todos y todas, y por favor, de verdad, luchemos contra la pandemia pero no nos dejemos atrapar por la psicosis», dijo, y agregó que eso solo «nos asusta», nos «paraliza» y «nos hace gastar fuerza en lugares donde no debemos gastarla».

En otro tramo de la entrevista advirtió también que serán «inflexibles» con quien «no cumplan la cuarentena» habiendo llegado del exterior, de las zonas afectadas por el coronavirus.

«No es mano dura, es protección», dijo, y agregó que la enfermedad «se expande a una velocidad muy grande», por lo que llamó a la gente a que ayude a tomar conciencia.

«Todo lo que podamos hacer por restringir las reuniones públicas, ir al teatro, ir al cine, bienvenido sea. Estamos analizando la posibilidad de hacer un corte en algún momento, que la gente pueda quedarse en su casa y así evitar la circulación del virus. Estamos buscando el momento», dijo Fernández.

Mientras tanto, pidió a la gente que puede, en especial a quienes tienen factores de riesgo, que evite salir de su casa o, al menos, restrinja las salidas al mínimo, para evitar el contagio, sobre todo teniendo en cuenta la llegada del invierno, que es u na época más riesgosa para contraer el virus.

«Hasta acá todos los casos que tenemos son importados, sólo dos casos son de contacto estrecho con alguien, pero que también vino del exterior. Piensen que mientras el virus siga importado, si logramos eliminarlo antes del frío, mejor sería. Sé que es difícil y seguramente no lo lograremos». señaló Fernández.

«Lo que estamos haciendo es: Paremos la Argentina durante diez días y quedémonos en nuestras casas, eso es, y evitemos la circulación. Hasta acá todo lo que tenemos son virus importados. Es una de las cosas que voy a hablar esta tarde. Veamos lo que podemos hacer» antes que llegue el invierno, evaluó el mandatario.

Pero el Jefe de Estado asumió que el hecho de que la gente se quede en sus casas, hará también que las calles queden vacías y tendría consecuencias económicas, aunque adelantó que evaluarán tomar medidas para paliar el impacto.

Fernández anticipó que todos estos temas se definirán en la reunión que mantendrá esta tarde con funcionarios y expertos en salud, prevista para las 17 en la Residencia de Olivos.

En otro tramo de la entrevista defendió la gestión del ministro de Salud, Ginés González García, que había sido criticado al señalar que no esperaban que los primeros casos llegaran tan rápido al país.

«Cometió el pecado de la honestidad. Los expertos a los que consultamos nos habían dicho en enero que el virus moría a los 24 grados y que las posibilidades de que llegara al país eran casi nulas. Lo que dijo Ginés fue lo que dijo la comunidad científica», argumentó, y agregó: «Ginés es el mejor ministro que puede tener Argentina, es el hombre que más sabe de salud pública» en el país.

Fernández también contó que ayer pasó buena parte de la tarde con la vicepresidenta Cristina Kirchner, «repasando su experiencia con la gripe A», que afectó al país en 2009.

«Hablamos mucho, prestamos mucha atención a todo, le conté el cuadro de situación y me trajo todos los antecedentes de aquella época y todo lo que se hizo en materia económica para que la economía no se frene», detalló.

Finalmente hizo un llamado a la unidad, porque consideró que el coronavirus «no es un problema ideológico».

«Lo llamé a Axel (Kicillof) para que se sume a la reunión de la tarde y estaba pensando en llamar a (Horacio) Rodríguez Larreta», dijo en referencia al gobernador bonaerense y al jefe de gobierno porteño, que ya confirmó a Télam que participará de la reunión.

Además, dijo que celebraba el mensaje que difundió por Twitter el ex presidente Mauricio Macri apoyando las medidas del Gobierno en la materia y señaló: «Tenemos que trabajar todos juntos, esto no es un problema ideológico».

«En este momento no somos peronistas o no peronistas, ni PRO o nacional y popular. Somos argentinos con un problema», consideró y opinó que tal vez el virus «nos ayude a terminar con la locura del enfrentamiento».