Noticias Destacadas

El dueño de un cabaret, primer procesado por trata de personas en La Pampa

El primer procesado por el delito de trata de personas en La Pampa es el dueño del cabaret “El Rancho” de 25 de Mayo, un pueblo ubicado en el extremo sudoeste de esta provincia (foto), donde el auge de la actividad petrolera habría despertado -desde hace un tiempo- el interés de las redes que manejan este deleznable “negocio”, ante la posibilidad de obtener allí una ?interesante rentabilidad? a costa de la explotación sexual de víctimas captadas especialmente en Bolivia y Paraguay. (Por Graciela Macedo)

El juez federal Pedro Zabala dictó el procesamiento por el delito de trata de personas a un hombre de 42 años de edad identificado como Jorge Ullrich, dueño de uno de los cuatro cabarés que funcionan en la localidad de 25 de Mayo, a raíz de una denuncia radicada hace un mes por una mujer de 22 años, de origen boliviano, quien declaró que estaba allí contra su voluntad.

Además, el juez Zabala habría considerado que otras cinco jóvenes que declararon en la misma causa y que habrían manifestado que estaban en “El Rancho” por propia voluntad, fueron en realidad captadas con fines de explotación sexual.

Ullrich fue detenido el miércoles 13 de mayo último, cuando la Policía recibió la denuncia de una joven de Bolivia, que aprovechó el momento en que fue trasladada hasta la Comisaría de la citada localidad pampeana para realizar un trámite en la Oficina de Migraciones, y entonces declaró que estaba en ese lugar contra su voluntad.

La Policía estaba en alerta desde el pasado mes de enero, oportunidad en que cuatro chicas de origen paraguayo lograron escapar de este mismo sitio en un camión que las llevó hasta San Rafael, Mendoza, donde denunciaron que se encontraban esclavizadas y que eran víctimas de explotación sexual. De esa denuncia, aunque pasaron casi cinco meses, no se conocen novedades.

La joven de Bolivia que denunció su situación en el mes de mayo, contó a la policía que fue captada merced a un engaño: le mintieron que iba a trabajar de mucama en la casa de una familia muy adinerada. Dijo que la hicieron viajar hasta Asunción, desde allí ingresó a la Argentina por Clorinda, provincia de Formosa, y luego la trasladaron durante dos días -en automóvil- hasta La Pampa.

La víctima contó que cuando llegó a 25 de Mayo, a mediados de abril, la mantuvieron oculta durante unos veinte días y luego la obligaron a prostituirse. Cuando el pasado 11 de mayo el dueño del cabaret la llevó hasta la Comisaría local para cumplir con los trámites migratorios obligatorios para las extranjeras, la mujer aprovechó una oportunidad en la que quedó sola con un oficial y denunció su situación.

En ese momento se notificó a la Fiscalía Federal de Santa Rosa, a cargo de la fiscal Marta Odasso, quien inmediatamente encuadró el caso en el marco de la Ley 20.364 de Trata de Personas.

La joven recuperada fue derivada al Área de Abordaje de Incidentes Críticos (ADAIC), una división que cuenta con profesionales para asistir a las víctimas de explotación, y ya fue devuelta a su país de origen.

FOTO: www.urbanasenreddigital.com.ar