Noticias Destacadas

El cuerpo hallado en Cafayate era de la catamarqueña Fany Escalante

Un estudio comparativo genético ordenado al CIF (Cuerpo de Investigaciones Fiscales) del Ministerio Público por el Juez de Instrucción Formal de Quinta Nominación de Salta, Pablo Arancibia, permitió determinar que los restos óseos hallados en abril último en Cafayate, pertenecían a la ciudadana catamarqueña Isabel Escalante, más conocida como ?Fany?.

El estudio genético se realizó la semana pasada. Para ello se tomaron muestras genéticas pertenecientes a Oscar Pereyra, hijo de Isabel Escalante para compararlas con el perfil de los restos óseos.

?Fany? había desaparecido el 14 de enero pasado. Su hijo denunció la ausencia de su madre el 24 de enero ante las autoridades policiales de Santa María, Catamarca.

Escalante tenía al momento de desaparecer, 50 años de edad.

Los restos óseos de Cafayate fueron encontrados el 19 de abril pasado en el kilómetro 2 de la ruta nacional 68, frente a una urbanización privada, luego que los animales comenzaran a desmebrar el cuerpo.

La aparición del cuerpo es tramitada por la Justicia salteña como causa 47930/12 con el rótulo ?NN (persona a identificar) por homicidio en perjuicio de NN (restos humanos hallados en la localidad de Cafayate el 19/04/12)?.

En el trámite se ordenaron distintas medidas, entre ellas el cotejo genético con familiares de personas también desaparecidas. Uno de los pedidos de prueba compartida fue realizado en la causa que se tramita en la Justicia Federal en la que se investiga la desaparición de María Cash.

También se habilitaron vías de contacto directo con el Juzgado a través de la página web para permitir que quienes tengan datos que pudieran contribuir al reconocimiento del cuerpo lo pudieran hacer.

La investigación judicial realizada permitió confirmar que Escalante viajó a Cafayate el 14 de enero para retirar en el hospital local los resultados de una biopsia realizada previamente. Esa fue la última vez que se la vio con vida. Se determinó también que usaba un anillo de color plateado y anteojos oscuros en forma permanente.

Del seguimiento realizado sobre el teléfono celular de Escalante se determinó que la última actividad registrada en las antenas de Animaná se remonta al 13 de enero.

Previamente, a comienzos del año, Escalante había viajado a Corrientes junto a su hija menor, de donde era natural para realizar algunas compras en Paso de los Libres. Allí adquirió un pantalón de industria brasileña similar al hallado con el cuerpo, en las proximidades de Cafayate.

En los meses previos a su desaparición, Escalante había realizado denuncias contra su ex pareja por las agresiones físicas y verbales sufridas.

El Juez Arancibia ordenó esta mañana la detención de la ex pareja y su posterior indagatoria para avanzar en la determinación de la autoría material del homicidio.