Noticias Destacadas

Reclamaron justicia para ella y que detengan los “travesticidios"

El crimen de Diana “es una cicatriz más para la población trans”

Lo aseguró Gabriela Abreliano, de Mujeres Trans Argentina. Amigos, militantes y familiares de militante se juntaron ayer frente a la fiscalía que investiga el asesinato de Diana Sacayán. “Nueve mujeres muertas en una semana y un travesticidio sólo se explica por la represalia frente a la organización de mujeres lesbianas, trans y travestis”, dijo Marta Dillon.Diana_Sacayan concentracion

Amigos, militantes y familiares de Diana Sacayán se concentraron ayerfrente a la fiscalía que investiga el asesinato de la dirigente trans. Reclamaron justicia para ella y que detengan los “travesticidios”. “Este acto transfóbico es una cicatriz más para la población trans y venimos a reclamar que la fiscalía actúe con responsabilidad y celeridad por lo que significa el caso para la comunidad, que está de luto”, aseguró Gabriela Abreliano, de Mujeres Trans Argentina, una de las cuatro travestis que, junto a Diana, recibieron su nuevo DNI de manos de la presidenta, en julio de 2012.

“Tres compañeras murieron en el último mes, no puede seguir pasando esto: tenemos que construirnos como sociedad de una manera diferente. Esto pasa todos los días en nuestra comunidad, hoy es Diana y por eso se sabe”, agregó Abreliano, visiblemente conmocionada. Ella, junto a cuatro referentes de la diversidad sexual, ingresaron al edificio de Viamonte 1147 para entrevistarse con Mariela Labozzetta, la titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) que tomó intervención en la investigación junto al fiscal Matías Di Lello.

El grupo estuvo compuesto también por la periodista y activista Marta Dillon, el codirector de GATE (Acción Global para la Igualdad Trans) Mauro Cabral; Julia Amore, Pedro Mouratian, interventor del INADI, y Martín Lanfranco, del programa de Diversidad Sexual de ese organismo.

“Este ensañamiento de nueve mujeres muertas en una semana y un travesticidio sólo se explica por la represalia frente a la organización de mujeres lesbianas, trans y travestis”, aseguró Dillon. La periodista reclamó “que se investiguen todas las posibilidades hasta las últimas consecuencias”, entre ellas la hipótesis de la violencia institucional, porque “Diana había realizado dos denuncias, una contra la Policía Metropolitana y otra contra la Bonaerense”.

“Hemos venido a acompañar a todas las organizaciones sociales con las que podido construir la ley de identidad de género, el matrimonio igualitario y tantas otras políticas públicas, pero lamentablemente todavía tenemos mucho camino por recorrer porque los femicidios y la violencia de género siguen instalados en parte de la sociedad y es nuestro deber seguir pensando cómo terminar con esto”, dijo Mouratian.

El funcionario afirmó que “la muerte de Diana no puede ser una muerte más” porque “lo que ella representa desde los simbólico, como militante y luchadora, nos tiene que servir para empezar a reflexionar sobre lo que nos está pasando como sociedad”.

Por su parte, Emiliano Litardo, referente de Abogados por los Derechos Sexuales (Abosex) e integrante de la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (Alitt) aseguró que “fiscalía no debería descartar el travesticidio”, entendido como el asesinato de una persona trans por el sólo hecho de serlo.

“Para nosotros esto es un antes y un después, hoy la historia tiene que cambiar por la memoria de ella y por lo que implica su lucha: físicamente no está entre nosotros, pero su fuego está recorriendo cada uno los cuerpos de aquellos que seguimos militando y ocupando las calles”, sostuvo.

 

Imagen : Infojus Noticias