Salta

El concejo Deliberante rechazó el proyecto de ordenanza que propiciaba declarar a Salta ” Ciudad Pro vida”

Un extenso debate se generó en relación al Proyecto de Ordenanza referente a declarar a la Ciudad de Salta “Ciudad Pro Vida”. Finalmente fue aprobado el dictamen incluido como primer punto del Orden del Día de la Sesión Ordinaria de ayer, mediante el que se solicitaba el rechazo de la iniciativa.Ses 3 03-07-13

Hubo posturas de ediles a favor como en contra, por el rechazo del proyecto Salta Ciudad Pro-Vida votaron los bloques del PJ, del MMS, BFP, PO, LP, PPV y PV. En tanto votaron a favor los integrantes de los bloques FS, PPS, SF, FP y el edil Carlos Zapata de SST. Hubo en los palcos grupos de ciudadanos/as que estuvieron en apoyo al proyecto “Ciudad Pro Vida” de autoría del concejal Aroldo Tonini (SF) y otros/as que propiciaban su rechazo.

El rechazo al Proyecto de Ordenanza estuvo sustentado en lo que se consideró un agravio a los derechos de las mujeres que están protegidas por leyes nacionales y fallos de la Corte Suprema de la Nación, por el caso de violaciones y los abortos no punibles, así como el uso de la píldora del día después.

El proyecto buscaba la aplicación como principio rector en todas las políticas públicas municipales el “garantizar el derecho humano a la vida a todos sus habitantes, desde la concepción y hasta su fin por causas naturales”; que se prohíba el uso, la distribución, difusión o promoción en todas las dependencias de la Municipalidad de Salta del principio activo levonorgestrel 1,5 miligramos o la llamada “píldora del día después” o “anticonceptivo de emergencia”. Asimismo proponía que cuando el embarazo proviniera de un delito contra la integridad sexual determinado judicialmente, la mujer sea acreedora de una asignación especial desde el momento de la concepción y durante todo el periodo gestacional, prolongándose el subsidio hasta la mayoría de edad del hijo.

Las primeras palabras estuvieron a cargo de Frida Fonseca Lardies (PJ) quien señaló que “el proyecto del concejal Tonini es engañoso en su título porque da a entender que quienes no están con Ciudad Pro Vida, están a favor de la muerte. Y la negativa surge porque se trata de intentos de normativas violatorias de los derechos de las mujeres, con conquistas logradas después de largos años de lucha, que tienen la opción de decidir sobre su vida sexual y reproductiva, a través de medidas concretas del gobierno nacional, del gobierno provincial y municipal”.

Indicó que “este proyecto es violatorio de la norma vinculada al tema del aborto no punible, normas del Código Penal”. Citó que “los grupos Pro Vida, militan contra el aborto, mezclando lo religioso con las políticas públicas, cuando las políticas públicas son las que tienen que resolver los problemas sociales”.

La miembro informante, concejal Gabriela Cerrano (PO), refirió que “el proyecto es un agravio a los derechos de las mujeres, a los derechos de la salud reproductiva de las mujeres”. Aclaró que “hoy la mujer no puede decidir aún sobre su cuerpo porque falta la educación sexual científica, es importante su incorporación desde el nivel inicial”. Dijo que “en el caso de Mendoza, con una Ordenanza del mismo tenor, solo sirvió para poner trabas a la aplicación del aborto no punible”. Dio cifras que en Salta hay 2.300 abortos anuales, entre provocados y espontáneos. Y que en Argentina se practican 500 mil abortos y que 2.000 mujeres mueren por abortos clandestinos. En relación al artículo 2º del proyecto que establece un subsidio para la mujer embarazada producto de una violación, refirió que “es agraviante pagar para que siga el embarazo cuando de ninguna manera fue deseado”.

Martín Ávila (MMS), en tanto señaló que a mediados de marzo, se dio dictamen negativo por mayoría y por unanimidad en la Comisión de Derechos Humanos y Garantías Constitucionales al proyecto Pro Vida. Indicó que “no encontramos fundamentos al proyecto, en especial porque vulnera el derecho de igualdad, el derecho de las mujeres sustentados en derecho internacional, en leyes nacionales”. Recordó la Ley Nº 25.673 que crea el Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable; la Ley Nº 26.150, de Educación Sexual Integral, la Ley Nº 26.485 de Protección Integral para erradicar la violencia contra la mujer y los convenios internacionales firmados por el país.

Martín Poma (PPV) refirió que “si nos imaginamos que llega una mujer a un hospital por un aborto no punible, el médico qué criterio tomará entre aplicar el protocolo establecido por la ley nacional o se remitirá a esta Ordenanza que se intenta aprobar. Seríamos el hazmerreír en el país, porque primero están las leyes nacionales, sumado a ellos los fallos favorables de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y por debajo una ordenanza”. Señaló por último su postura que “el aborto legal salva vidas”.

Silvina Abilés (LP), consideró que “los concejales no vamos a modificar nada”. El art. 86 de la ley nacional es claro en qué casos se practica. el aborto no punible Y se pregunto “¿qué acaso la ciudad es pro muerte y no se garantiza el derecho a la vida? No sólo el municipio, sino la provincia y los legisladores trabajamos garantizando el derecho a la vida. No estoy en una ciudad que es pro muerte, se está trabajando por la vida”.

El autor del proyecto Aroldo Tonini (SF), ratificó en todo su contexto el proyecto. “Mi proyecto es la recopilación de ordenanzas y leyes que defienden y enaltecen la vida humana. La vida humana está debajo de todo porque se edifica con la vida”.

Sostuvo que “mi proyecto no atenta contra los derechos de las mujeres, en los casos de violación a las mujeres se debe perseguir al violador y no permitir que el sistema se desquite con el inocente”.

También dijo que “en el proyecto no me arrogo facultades nacionales sino donde se atenta con la vida, como en los Centros Integradores Comunitarios (CIC) donde se distribuye la píldora del día después, que concentra en su interior 20 píldoras juntas y son abortivas”. Mientras que citó que “el fallo de la Corte Suprema de Justicia de 2012, va en contra del de marzo de 2001, que condenó a los laboratorios a retirar la píldora del día después y fueron secuestradas”.

También dirigieron la palabra durante el debate los concejales Socorro Villamayor (FP), Martín Pérez Estrada (PPS), César Álvarez (PV), Hugo Sumaria, Emiliano Godoy, (ambos del PJ), Gustavo Castro (MMS), Arturo Borelli (PO) Lucrecia Lambrisca (FS), Carlos Zapata (SST) y Zulma Pedraza (BFP).

Los ediles que apoyaron con su voto el Proyecto Salta Ciudad Pro-Vida fueron Socorro Villamayor (FP), Ariel Burgos (FS), Aroldo Tonini (FS), Martín Pérez Estrada (PPS) y Carlos Zapata (SST).

 Imagen : Concejo Deliberante