Noticias Destacadas

Piquete y Cacerola/ FM Noticias 88.1 Mhz.

EL CASO PAOLA ÁLVAREZ Y UNA CONDENA ALENTADORA

El viernes pasado, el Tribunal de Juicio de la Sala IV condenó a prisión perpetua a Santiago Alfredo Zambrani, declarado como autor material y penalmente responsable del delito de homicidio doblemente calificado por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género, en perjuicio de Paola Álvarez, vista con vida por última vez el 5 de mayo de 2.017. Josefina Arancibia Lemos y Gloria Cruz, abogadas que llevaron adelante el caso e integrantes de la Multisectorial de Mujeres de Salta, se mostraron conformes con la condena a prisión perpetua a Zambrani y destacaron el trabajo investigativo de la fiscalía.

Imagen : Filo News

“Fue una jornada larga pero también fue reconfortante verla a Mónica (Morales, madre de Paola) que decía que ella también sentía cierto alivio como sacarse una mochila de encima. Eso era lo que nosotras esperábamos brindarle, acompañarla por lo menos en el camino y llegar a esta instancia”, expresó Cruz aunque ambas letradas se manifestaron conformes con la sentencia condenatoria en cuanto al principal imputado, Santiago Zambrani. Igualmente, Arancibia remarcó: “Esperábamos algo más con relación a los padres de Santiago Zambrani, que fueron absueltos por el encubrimiento agravado. Era algo que pensábamos que podía llegar a pasar, entonces, en su momento lo hablamos con Mónica Morales para no perder el principal objetivo

Asimismo, indicó: “Nuestra intervención iba orientada al tema de la demanda civil, que son susceptibles de reproches, o tienen responsabilidades en ese ámbito”, en relación a los padres del condenado.

Sobre este punto, y el monto del resarcimiento económico que se deberá abonar a la familia de la víctima, Cruz señaló: “Nos dieron lugar parcialmente a la demanda civil. Para realizar y para llegar al monto al que nosotros habíamos llegado se lo hace aplicando una fórmula ya establecida. Tenemos que ver los fundamentos para ver cuáles fueron las razones por las cuales llegamos a un 50% de lo que habíamos solicitado”.

No obstante, aclaró: “Este monto es algo representativo y simbólico, así le hubiesen dado diez veces más o diez veces menos, no era lo que Mónica perseguía. De pronto esto es algo que busca que de alguna manera la conducta de los padres sea reprochable desde algún punto de vista. Porque, además, a ellos sí se les imputa un delito (encubrimiento agravado) que está tipificado, pero les cabe una excusa absolutoria”. “Distinto hubiera sido haber llegado a la absolución por el beneficio de la duda, o lisa y llana que es peor aún. Pero a ellos se les imputa un delito y no resulta reprochable penalmente porque media esta relación”, agregó en referencia a que se trata de los padres del autor del homicidio

“En siete días hábiles están los fundamentos de la sentencia y en base a eso veremos cómo seguimos”, adelantó Arancibia respecto a la posibilidad de interponer un recurso de Casación dado que la sentencia aún no está firme.

La investigación

Las abogadas hablaron también sobre el expediente y confirmaron cómo las declaraciones de testigos dan cuenta de que Zambrani se desempeñaba como dealer. “Repartía, vendía, comercializaba pasta base, principalmente, pasta base con cocaína, y los intercambiaba por otras sustancias. Por eso se llega a testimonios clave para encontrar a Paola. Él era remisero pero su estilo de vida no se condecía con los ingresos de remisero. Era como una pantalla y toda la familia lo sabía porque al remís que el principal imputado manejaba también lo conducía el padre, Alfredo Zambrani, y Santiago Zambrani hacía la repartija de la droga en el remís.  Entonces, era una cuestión conocida por toda la familia, porque sino no se explica cómo tenían una camioneta, cómo tenían un auto, cómo tenían un terreno, cómo tenían bienes con este ingreso”, detalló Arancibia.

Sobre este punto y la posible intervención de la justicia federal, Cruz señaló que uno de los testigos está detenido. “Era quien proveía la mercadería y Santiago Zambrani la distribuía. Entonces estas actuaciones fueron giradas a la fiscalía correspondiente”, dijo.

Dra.Gloria Cruz Imagen : Tania Kiriaco

Por otro lado, y sobre el vínculo de la familia con la actividad del acusado en la venta de drogas, agregó: “Uno de los testigos relataba que cuando Santiago Zambrani dejaba algún tipo de elemento relacionado con esta distribución, el padre se encargaba de limpiarlo, de alguna manera, para poder él trabajar. Siempre encubrieron a Santiago los padres, en todas las circunstancias, está visto”.

Para la abogada, “se fueron abriendo los caminos y desde el primer momento se infiere que él pudo haber sido quien la hubiese matado”. “Desde el momento que fue la última persona que la ve con vida, a los dos o tres días hace ese posteo autoincriminatorio (en su perfil de facebook) y de allí se empieza la investigación”, analizó y dijo que “si bien se direccionaron también otras líneas de búsqueda, todo siempre llevaba a Santiago Zambrani como para inferir que fue el autor material”.

“Ha sido un trabajo de investigación, de búsqueda por parte de la fiscalía, que es búsqueda consistió en la citación de testigos clave, en un mapeo de las redes sociales. Santiago Zambrani era una persona que estaba todo el tiempo con las redes sociales, iba a muchos lugares y se trabajó sobre muchas hipótesis”, agregó Arancibia en tanto expresó: “Era desgarrador cada vez que una asistía junto con Mónica Morales a la fiscalía porque se hablaba de Paola que podía haber sido quemada en hornos de barro, que podía haber sido tirada a un lugar en donde se tira la carroña, porque como era remisero conocía muy bien la ciudad”.

“Después había muchas fotos de él en el dique y camino a la cornisa, y eso tenía relación con los dichos de una testigo que le dijo a los investigadores ‘muy probablemente esté en la cornisa esa chica- por Paola- porque él siempre va ahí, porque sabe que no hay policías, va a drogarse, a estar tranquilo’. Él hacía policonsumo de sustancias”, continuó sobre el trabajo de investigación llevado adelante y que permitió confirmar la responsabilidad de Zambrani en el hecho.

“Vinieron de Buenos Aires. Los perros que encontraron Araceli Fulles vinieron para acá, se trabajó grupos de rescate y de búsqueda de personas. No se la hubiera podido encontrar sino se hubiera hecho ese trabajo. Desde la fiscalía, desde un primer momento se asumió el compromiso de encontrarla a Paola y por suerte se pudo dar con el cuerpo de la misma, porque eso también tiene una significación simbólica muy grande para la familia”, destacó.

Dra.Josefina Arancibia Lemos Imagen : Tania Kiriaco

Además, con respecto a las pruebas, remarcó que “es muy difícil dar con la prueba material porque en el caso de Paola no se pudo determinar la causa de la muerte por el estado del cuerpo, pero sí se pudo determinar de qué no se murió, y el cuerpo de Paola de alguna u otra forma habló, porque existió una intención por parte del imputado de arrojarla al vacío, y evidentemente la intención es matarla”. “De ahí el dolo directo, y nosotras adherimos al planteo del fiscal en ese sentido”, añadió la abogada.

Luchando contra la misoginia

Por otro lado, Cruz se refirió a “la actuación de los primeros defensores y de los familiares del señor Zambrani en cuanto a la estrategia para desviar la investigación, hablando de Paola en términos muy despectivos revictimizando, como siempre cuando pasan estas circunstancias, que se estaba drogando en el bajo que había abandonado a su hija”.

En este sentido, hizo alusión a “una apreciación poco feliz la que hizo el doctor René Gómez respecto al padecimiento que habían sufrido los padres del señor Santiago Zambrani en estos dos años, personas, según su punto de vista intachables en todo sentido, y lo comparó con el sufrimiento de Mónica Morales y su familia”. “Desde ningún punto de vista puede hacer esa apreciación, porque ataca fundamentalmente a la figura de Paola y el valor que se le tiene que dar a la vida. Yo no sé qué tanto sufrimiento habrán desandado los señores Zambrani estos dos años, pero fue sin duda resultado de su accionar, no fue otro. Paola no eligió que la mataran y la familia de Mónica no eligió perder una hija, no tomó esa decisión. Entonces, me pareció muy poco feliz esa comparación”, enfatizó.

Cabe recordar que se trata de los abogados Andrea Godoy y René Gómez, quien en su momento, en noviembre de 2.017 y tras una sentencia a 10 años de prisión para Luis Alejandro Ríos por intento de femicidio, se despachó diciendo que “la violencia de género es una cagada”.

Así, sobre el trato que mantuvieron con el letrado mientras duró el juicio, Arancibia señaló: “Por ahí aflora todo el tema de la misoginia y el machismo contra el que luchamos todos los días. Seguramente para la vista de él eran piropos pero para mí era una situación de sujeción. Yo me cansé de que me hagan consideraciones acerca de mi aspecto físico pero ayer, de cierta forma, me sentí reconfortada porque él nos contestó de acuerdo a los argumentos que dimos y pudimos salir de ese lugar de cosificación al que siempre nos tuvo sometidas desde el uso del lenguaje con comentarios como ‘qué linda que estás’”.

“Fue muy duro para Mónica, ella Mónica habla de que ahora la puede dejar ir a su hija”, subrayó Cruz mientras que Arancibia acompañó: “La verdad que han sido muy movilizantes para nosotras todas estas jornadas. Nos dio un aliento más para seguir porque muchas veces, como abogadas, es muy difícil representar a las víctimas. No es lo mismo representar en otro tipo de procesos que en procesos que tienen que ver con víctimas de violencia de género, uno siente de otra manera”. “Si no podés ponerte en el lugar no podés acompañar a una víctima”, concluyó Cruz.

Mónica Morales madre de Paola Álvarez.Imagen: La Otra Voz TV