Encuesta

El 37% de los partos es por cesárea, aunque solo el 7% de las mujeres la elegiría

Para la OMS la tasa de cesáreas no debería superar el 15% de los naciminetos.Apenas el 7% de 400 embarazadas sanas encuestadas en hospitales públicos y privados, prefirió la cesárea al parto normal.embarazada-cesarea

El 37 por ciento de las mujeres embarazadas que se atienden en hospitales del área metropolitana bonaerenese dan a luz a través de una operación de ceśarea, pero sólo el 7 por ciento de prefiere esta alternativa al parto normal, de acuerdo a un estudio privado que asegura que para la OMS la tasa de cesáreas no debería superar el 15 por ciento de los nacimientos.

“Las cifras son contundentes: apenas el 7 por ciento de 400 embarazadas sanas que se atendieron en hospitales públicos y privados de la Ciudda de Buenos Aires y el conurbano que fueron encuestadas durante el embarazo prefirió la cesárea al parto normal peroel 37% de ellas terminó con una cesárea”, informa un estudio realizado en Buenos Aires y publicado en la revista científica BMC Pregnancy and Childbirth.

El trabajo, elaborado por Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) en colaboración con la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, detalla que el 34 de las mujeres que fueron madres en hospitales públicos y el 40 por ciento de las que fueron atendidas en instituciones privadas, terminaron su embarazo con una cesárea.

Sin embargo, “la OMS recomienda que la tasa de cesáreas no supere el 15 por ciento de los nacimientos”, advierte el IECS.

“Este trabajo desmitifica la idea de que las elevadas tasas de cesáreas se deben a que son las mujeres las que prefieren esa modalidad. Está claro que sólo una minoría quiere ser operada”, aseguró Fernando Althabe, obstetra e investigador del IECS.

Los resultados permitieron conocer también los motivos por los cuales el 7 por ciento de las embarazadas no quiere tener un parto vaginal, que son el miedo al dolor y la seguridad que creen que les brindaría no parir normalmente.

Al respecto, Althabe apuntó que “existen mecanismos para controlar el dolor al que tanto se le teme” y que, por otro lado, “hay que desmitificar que la cesárea suprime el dolor. Esa operación resulta dolorosa para la madre en el post-parto y tiene una recuperación mucho más lenta”.

La investigación también trabajó sobre la sexualidad de las madres: “Cuando indagamos al respecto se descubrió que para las mujeres es el factor al que consideraban más importante a la hora de pensar qué modalidad de parto iban a elegir”, afirmó Agustina Mazzoni, obstetra y autora principal del trabajo.

“Los factores que más valoraron las embarazadas, en orden de importancia, son: La calidad de su vida sexual futura, tener una rápida recuperación post-parto, sentir el menor dolor posible, evitar las episiotomías (los cortes en el canal de parto) y poder programar la fecha del parto”, según los resultados del estudio.

Al respecto, Althabe y Mazzoni adviertieron que hay una creencia popular que indica que las mujeres operadas, pasados los primeros tres meses del nacimiento, preservan su vida sexual como antes de embarazarse. Esa afirmación no tiene una demostración científica”.

Los investigadores también apuntaron que las cifras obtenidas a nivel local, coinciden con aquellas obtenidas en otros estudios realizados a embarazadas de Brasil, Chile y otros países de Latinoamérica.

Y agregan: “Un estudio realizado a nivel mundial y publicado en 2011 en el International Journal of Obstetrics and Gynaecology dio cuenta de que la tasa de preferencia de cesárea es del 15,6 por ciento”.

 

Imagen :