Buenso Aires

Dos sospechosos por el crimen de una adolescente de 16 años en Ezpeleta

Dos dos sospechosos por el el crimen de una adolescente de 16 años que fue encontrada asesinada a golpes en un descampado de la localidad bonaerense de Ezpeleta declararon en las últimas horas ante el fiscal de la causa, pero hasta el momento no hay elementos para imputarlos.noelia

Según informaron fuentes policiales a NA, se trata de dos hombres de 26 y 31 años, ambos casados y con hijos, quienes habrían estado vinculados sentimentalmente con la menor.

El cuerpo de la joven, identificada como Noelia Akrap, fue hallado en horas de la tarde del domingo pasado en Tupungato y Mitre, en la localidad de Ezpeleta, partido de Quilmes.

El cadáver se encontraba cubierto de basura, cartones y neumáticos y fue hallado por un grupo de menores, que dieron aviso a la Policía.

Según la familia de la menor, Noelia había salido de su casa unas 12 horas antes del hallazgo a comprar cigarrillos a una estación de servicio de la zona.

El jefe departamental de Quilmes, comisario Fernando Grasso, indicó que se investiga a los dos hombres vinculados sentimentalmente con la menor.

Uno de ellos fue identificado como Jonathan, de 26 años, apodado “Bestia” y el otro fue identificado como Rubén, de 31 años, apodado “Patovica”.

Las fuentes informaron que el padre de una amiga de la joven víctima vio a la chica caminar el sábado por la noche con una persona “de importante contextura física” poco antes de su desaparición y en cercanías a la estación de servicio a la que la joven iba a comprar los cigarrillos.

Los investigadores buscan el celular de la joven, que utilizó para intercambiar varios mensajes momentos antes de salir de su casa, y además esperan los informes de la empresa de telefonía móvil.

El comisario Grasso indicó que las primeras pericias forenses realizadas en el cuerpo de la adolescente determinaron que no sufrió abuso sexual y que murió por un golpe contundente en la nuca que se habría producido con un bloque de cemento.

Maximiliano, hermano de la chica, indicó en declaraciones al canal de noticias TN que su hermana “tenía demasiados amigos, estudiaba en el secundario y practicaba hockey”.

Trascendió que Jonathan tiene dos hijos y que la otra persona sospechada, de nombre Rubén, tiene un hijo.

“Yo la dejé el sábado en la casa y después me fui con mi familia”, aseguró Jonathan a la prensa al asistir al velatorio de la chica, donde la juró arrodillándose en el piso a los familiares de Noelia que él que no tenía vinculación alguna con el homicidio.

Los investigadores analizaban las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la estación de servicio a la que Noelia se dirigía a comprar cigarrillos, ubicada en Esquel y Mitre, y de otras cámaras de los alrededores.

“No está certificado que la chica haya llegado hasta la estación de servicio, por eso esperamos el análisis de las cámaras de seguridad de la Shell”, comentaron las fuentes.

Noelia vivía con su madre y una hermana, ya que sus padres se habían separado hace unos 13 años y el progenitor vive con otro hermano de Noelia en el partido de Tigre.

La causa tramita en la Unidad Funcional de Instrucción N°6 del Departamento Judicial de Quilmes, a cargo del fiscal Sebastián Videla.

 

Imagen : www.diarioveloz.com