Noticias Destacadas

Violencia de género

Dos de cada tres mujeres denunciaron incremento de violencia de su ex pareja tras una separación

Un informe de la Defensoría General de la Nación reveló que la mayoría de las personas que denunciaron a sus parejas por violencia de género ante ese organismo el año pasado, afirmaron que tras la separación se incrementaron las situaciones de violencia y que en tres de cada diez casos los denunciados no cumplen con las restricciones impuestas por la Justicia.defensoria genral de la nacion

“En el 86,23 % de las situaciones, las denunciantes no conviven con los agresores sin embargo, el 80 % de las consultantes manifestó que había convivido con el denunciado, y dos de cada tres de ellas afirmaron que tras la separación se incrementó la violencia”, detalla el informe.

“Esto ratifica que el momento de la ruptura incrementa las situaciones de violencia” asegura el documento de la Defensoría difundido hoy que recopila las denuncias recibidas en el 2014.

La ley de protección integral contra la Violencia de Género prevé la elaboración de un informe interdisciplinario que evalúe los daños sufridos por la mujer y la situación de riesgo, pero el relevamiento de la Defensoría “encontró que esos informes se producen sólo en un quinto de los casos”.

El organismo detalló, además, que la ley prevé que el juez llame a una audiencia de ambas partes, tras la denuncia por violencia, para establecer las medidas de restricción.

“En casi dos tercios de los expedientes tramitados, dichas audiencias no fueron convocadas o celebradas” destacó la Defensoría General de la nación y aseguró que “cuando las audiencias se llevan a cabo, no siempre se respeta la modalidad fijada en la ley, ya que es frecuente que la denunciante se encuentre con el denunciado en el juzgado”.

Además puntualizó que una vez fijada la restricción por el juzgado tres de cada diez mujeres asistidas por la Defensoría refirieron que los denunciados incumplieron esas limitaciones como por ejemplo acercarse a la víctima.

El informe destaca que la totalidad de las asistidas “se identificó con identidad de género femenina, mientras casi la mayoría de los denunciados son varones”.

Además, “la persona indicada como agresora fue la pareja o ex pareja de la denunciante, en nueve de cada diez casos y en la enorme mayoría de los casos “las asistidas tienen hijos/as en común con el denunciado”.

De acuerdo con las denunciantes, más de la mitad de los agresores tenían comportamientos violentos fuera del hogar, y tres de cada diez refirieron que registraban antecedentes de violencia en relaciones previas.

El informe destaca que en la mitad de los casos, las consultantes señalaron que sus agresores sufren de algún tipo de adicción, asociadas en general al alcohol, las drogas o a ambas.

“En general, se presentan distintas formas de violencia combinadas. Una enorme mayoría de los casos involucran situaciones de violencia psicológica y física, mientras que una de cada tres asistidas manifestó haber sufrido violencia sexual”, precisa el reporte.

La Defensoría destacó que la cifra sobre violencia sexual “probablemente sea más alta si se atiende al usual subregistro que suele verificarse ante este tipo de violencia”.

El organismo indicó que en líneas generales “se refirieron situaciones de violencia con alta frecuencia y de larga data, en ocho de cada diez casos las agresiones se sucedieron por períodos que exceden el año y con una frecuencia diaria o semanal, mientras que cuatro de cada diez consultantes manifestó que había presentado denuncias previas”.

En este aspecto, el informe detalló que el 39,7% de las veces, el maltrato se extendió entre uno y cinco años, y en el 45,25 % de los casos esa duración fue mayor.

También ocho de cada diez mujeres refirió sufrir distintos tipos de violencia con frecuencia semanal o inferior . El 51,69%, respondió sufrir maltrato de manera diaria y el 34,31%, refirieron maltrato con frecuencia semanal.

La Defensoría destacó que es habitual que el maltrato “alcance a los/as hijos/as de las denunciantes, mientras que la mitad de las asistidas manifestó que sus hijos/as sufrían violencia directa, y ocho de cada diez afirmó que presenciaban la violencia dirigida contra ellas”.

Además la mitad de las asistidas (52,71%) contaron que sus hijos/as sufren violencia directa, al tiempo que cuatro de cada diez mujeres manifestó que había presentado denuncias previas.

 

Imagen : Télam