Noticias Destacadas

Santa Fe

Dos agricultores de la costa a juicio oral por trata laboral

El hecho fue descubierto hace dos años, cuando la policía de Santa Rosa de Calchines encontró a dos chicos bolivianos de 15 y 16 años deambulando por la localidad.Policiales23

Este lunes, el Tribunal Oral Federal de Santa Fe dió inicio a un nuevo juicio oral y público por el delito de trata de personas con fines de explotación laboral, en el cual se encuentran imputados dos agricultores de la localidad de Los Zapallos, en el departamento Garay.

La audiencia de apertura se dió a las 8.30 de mañana en los tribunales de Primera Junta y San Jerónimo y fue presidida por la jueza María Ivón Vella e integrado por los vocales Luciano Lauría y José María Escobar Cello. La acusación de los hermanos Augusto Abraham Yurquina -de 50 años- y Huberto Yurquina -de 22 años- estará a cargo del fiscal general Martín Suárez Faisal; mientras que las respectivas defensas serán representadas por los abogados Hilda Knaeblein, Claudia Patricia Burgos y Sebastián Gervasoni.

El debate tiene previstas dos jornadas semanales, con un total de 32 testigos, en las que se dará cuenta de lo ocurrido hace ya más de dos años atrás, cuando fue descubierta la maniobra mediante la cual ciudadanos extranjeros habían sido traídos a Los Zapallos bajo engaño y salteando las barreras migratorias, para trabajar en una finca de la zona de la costa.

Graves delitos

Los Yurquina están imputados por los delitos de “trata de personas con fines de explotación laboral, agravado por haber mediado engaño y abuso de la situación de vulnerabilidad de las víctimas, por la pluralidad de las mismas (4 en total), por la consumación de la finalidad de explotación, y por la minoridad de dos de ellas”.

Además, el Ministerio Público Fiscal les atribuyó responsabilidad en cuanto a la “reducción a la servidumbre y tráfico de personas y permanencia ilegal de extranjeros mediante el empleo de engaño y abuso de la necesidad e inexperiencia de las víctimas agravado por haber hecho de ello una actividad habitual, y por haber puesto en peligro la vida, la salud y la integridad de los migrantes, lo que en consecuencia configura una escala penal que va de 10 a 15 años”.

Hace dos años

Las actuaciones se iniciaron el 7 de febrero de 2014 cuando personal de la Comisaría Tercera (URVII) de Santa Rosa de Calchines halló a dos menores (15 y 16 años) de nacionalidad boliviana deambulando por las calles de dicha localidad. Luego de prestarles asistencia, se dio intervención a la Subsecretaría de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia de Santa Fe.

En sucesivas entrevistas pudo determinarse que ambos fueron traídos mediante propuestas engañosas por los imputados desde Bolivia evitando los controles migratorios, con el propósito de hacerlos trabajar en la finca que éstos explotaban en la zona de quintas de Los Zapallos, sobre la ruta provincial Nº 1. También manifestaron haber sido sometidos a trabajos extremos, en condiciones insalubres -fuera de toda regulación laboral-, además de recibir maltratos y falta de pago, lo que motivó su decisión de escapar.

Al tomar intervención el Ministerio Público Fiscal de la Nación, se requirió la actuación conjunta de la Dirección de Prevención y Sanción del Delito de Trata de Personas y la Dirección Provincial del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Santa Fe, para la realización de tareas tendientes a constatar la verosimilitud de los hechos.

Allanamiento

Como resultado, el Juzgado Federal Nº 2 de esta ciudad hizo lugar al allanamiento solicitado por la fiscalía el día 3 de junio del año 2014. Allí se rescataron 2 víctimas más, entre ellas otra de nacionalidad boliviana, que residían en construcciones de nailon, hacinados, sin gas, agua potable, ni sanitarios y durmiendo sobre cajones de manzanas con colchones en mal estado.

Cabe destacar que en la investigación también participó personal de la Delegación Centro Norte de la Dirección Especial de Prevención y Sanción del Delito de Trata de Personas, dependiente del Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe, del Centro de Asistencia a la Víctima y el Testigo de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Santa Fe, profesionales del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las personas damnificadas por el delito de trata del Ministerio de Justicia de la Nación, del Renatea y de la Dirección Nacional de Migraciones.

Antecedente condenatorio

El de hoy es el segundo juicio oral que se realiza en la provincia por trata laboral. El antecedente es cercano. El 3 de diciembre del año pasado, el mismo Tribunal Oral Federal de Santa Fe (Lauría, Vella y Escobar Cello) condenó a diez años de prisión a un agricultor de Helvecia, detenido en 2014 por la explotación laboral de 8 ciudadanos bolivianos, dos de los cuales eran menores de edad.

Raúl Fabián Sánchez fue condenado por los delitos de “trata de persona agravada por mediar engaño y abuso de situación de vulnerabilidad, en perjuicio de más de tres víctimas, por la consumación de la finalidad de explotación y por minoría de edad de dos de ellas”; “tráfico ilegal de personas” y “permanencia ilegal de extranjeros agravado”.

El agricultor de 44 años oriundo de Ángel Gallardo, fue detenido el 14 de abril del año pasado, en un allanamiento realizado en un campo ubicado 7 km al norte de Helvecia por la Ruta Provincial Nº 1 y 500 metros al este, donde vivía junto a su familia. En dicho establecimiento rural, Sánchez albergaba en condiciones indignas a un grupo de bolivianos que él mismo se encargó de captar y trasladar, engañándolos con promesas de sueldos que oscilaban entre los $ 1.500 y $ 4.000 que nunca pagó.

La investigación comenzó el 18 de septiembre de 2013 en la terminal de ómnibus de Trelew, en la provincia de Chubut, cuando dos chicos de 17 y 19 años de nacionalidad boliviana intentaron comprar pasajes para viajar a Caleta Olivia -Santa Cruz-, pero como uno era menor y ambos estaban indocumentados, no pudieron hacerlo.

Al ser detectados narraron su historia, en la que referían que escapaban de Santa Fe, donde habían sido explotados laboralmente y viajaban en busca de un familiar que vivía más al sur.

Imagen : utrapolsantafe.org