Noticias Destacadas

Diversidad sexual : el arte frente a viejos fantasmas

La Habana, mayo.- Artistas y exponentes de diversas manifestaciones del arte se han aliado a instituciones y activistas en sus acciones y estrategia a favor del respeto a la libre orientación sexual e identidad de género en esta isla del Caribe.

El programa de la IV Jornada Cubana contra la Homofobia ha incluido, este año, mayor número de espacios en los cuales diversas manifestaciones del arte confluyen en un mismo propósito: sensibilizar en el respeto a la diversidad sexual, que no es más que promover el respeto a la dignidad humana y fomentar la solidaridad.

Por primera vez tuvo lugar una peña de trova cubana especialmente dedicada a la Jornada. “El patio de la gorda”, nombre del habitual espacio creado por la cantautora Sara González, acogió el pasado domingo 8 de mayo a trovadoras y trovadores de diversas generaciones en una gran cantata por la diversidad.

La idea original partió del director del Centro Pablo de la Torriente Brau, el poeta Victo Casáus, quien propuso este concierto como iniciativa que, además, subraya el interés de esa institución cultural por apoyar la canción trovadoresca, proyectos y manifestaciones culturales de fuerte implicación social.

“Esta es la primera experiencia y en otro momento pudiera ampliarse mucho más. Yo creo que el trovador es un rebelde que siempre va a exponer en canciones su manera de pensar, incluido el rechazo a la homofobia, al racismo, a la discriminación hacia la mujer. En general trovadores y trovadoras están de acuerdo con una diversidad reflejada en su obra, incluso sin que se lo hayan propuesto”, comentó a SEMlac González, una de las fundadoras del Movimiento de la Nueva Trova en los años sesenta.

A lo largo de su existencia, este movimiento ha representado una suerte de crónica social al abordar momentos, problemáticas y realidades del país, como la emigración, las vicisitudes económicas, el dogmatismo, la censura y, por supuesto, el amor, sin importar orientaciones sexuales.

Al reflexionar sobre la necesidad de llegar a la mayor cantidad de personas posibles, como una de las maneras más efectivas de impulsar los cambios sociales, Sara González reclamó un papel más activo de los medios de comunicación e instituciones culturales del país.

“Cada día me convenzo más de que si no se divulgan estas ideas, sin difusión, por mucho interés que se tenga, los prejuicios van a seguir existiendo. Esto no se elimina en unos años”, reflexionó.

“¿Cuánto tiempo llevamos luchando por la igualdad de la mujer?; más de 50 años y todavía queda mucho por hacer. Sin embargo, mientras más se difundan estas ideas, las personas se van a sentir mejor y van a ser más sensibles y respetuosas”, sostuvo la compositora y cantante.