Discapacitad@s están más expuest@s a contraer SIDA

Según refiere un informe de ONUSIDA, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos un elevado porcentaje de discapacitad@s ?particularmente mujeres, niñas y personas con discapacidades intelectuales ? son víctimas de agresiones sexuales, lo que las hace “más vulnerables” a contraer SIDA.

La investigación también puntualiza que dada la escasa información y el acotado acceso a la salud pública las personas que tienen algún tipo de discapacidad (auditiva, visual, motora etc..) se encuentran en un grado igual o mayor de exposición de infectarse con el virus del HIV que el resto de la población.

Del mismo modo, el informe señala que las clínicas y hospitales no tienen una adecuación para la cobertura eficaz de estos casos, puesto que no sólo hay un déficit que se contempla en la estructura edilicia de sus instalaciones sino que además la mayor parte de éstas carecen de
personal que maneje el lenguaje de señas u ofrezcan “formatos alternativos de comunicación como el Braille, el audio o expresiones sencillas”.

Dicho informe finaliza realizando un llamamiento a la incorporación de esta problemática dentro de la planificación de los tratamientos contra el HIV. De igual manera, realiza recomendaciones para que cada estado junto a la sociedad civil y los organismos internacionales “acaben con los obstáculos físicos, informativos y de actitud hacia las personas con discapacidades y las ayuden a acceder a servicios de salud más amplios”.

El escaso acceso a los tratamientos

Según datos relevados de organismos internacionales a mediados de 2006 sólo la cuarta parte de las personas afectadas por HIV en el mundo recibían el tratamiento necesario.

Cabe recordar en este contexto la gravedad de la propagación de infectados que desde 1981, “año en que se describió el primer caso de infección por HIV/SIDA”, cerca de 60 millones de personas se han infectado con el virus, de las cuales al menos hubo 20 millones de defunciones. Sobre esta base ONUSIDA ha calculado que a nivel mundial, sólo una de cada cinco personas que se encuentran en riesgo de infección “tiene acceso a los servicios de prevención básicos”.

IMAGEN: religionrevolucion.blogspot.com