Noticias Destacadas

Diputad@s salteños aprobaron la creación de un Registro de Violadores

El proyecto impulsado en la legislatura salteña por Guillermo Durand Cornejo, que ya goza de media sanción, propone la creación de un Banco de Datos Genéticos que se manejará dentro de la órbita del Poder Judicial a modo de acelerar las causas en la que hayan hechos de reincidentes en abusos sexuales. Nada dice de la reinserción del condenado ni de la posibilidad de impulsar tratamientos en este sentido.

Si bien la intención de Durand Cornejo es que una vez sancionado el proyecto con fuerza de ley pueda ser modificado y puesto en conocimiento público, por ahora argumenta conformarse con que sea aprobado de esta manera, para lo cual se prevé la inclusión de ?los resultados de los estudios genéticos de todos los condenados penalmente por delitos dolosos contra la vida de las personas, así como también los datos de los condenados por delitos contra la integridad sexual de las personas y los datos genéticos asociados a la evidencia que hubieran sido obtenidos en el curso de un proceso penal y que no se encontraren relacionados a persona determinada?.

El legislador resalta, en este sentido, los altos porcentajes de reincidencia y cuestiona alternativas como la castración química, dejando en evidencia que el Poder Judicial de la Provincia carece de una sistematización de datos que ayuden a esclarecer este tipo de hechos.

Sobre esto, el Plenario de Trabajadoras perteneciente al PO, único bloque opositor en esta media sanción, considera que tanto el registro como la castración parecen ser las únicas alternativas que se ofrece a esta problemática, señalando que las personas ?no pueden ser castigadas dos veces (pena de cárcel/publicidad del delito una vez que cumplió la condena)?, teniendo en cuenta que aquellos que hayan purgado lo que la ley impone quedarán registrados de por vida en esta base de datos.

En el mismo sentido, el Plenario de Trabajadoras manifiesta que existe complicidad policial y judicial, ya que en muchos casos no hay voluntad política de encontrar o detener al delincuente, remarcando las bajas condenas que reciben los violadores, la impunidad con la que se manejan muchos de ellos y el elevado porcentaje de abusos que se desarrollan dentro del hogar.

También precisan que lejos de existir una sexualidad enferma, como plantean algunas corrientes de estudios, este tipo de sujetos ejercen una ?forma extrema de violencia contra las mujeres, practicada por todas las clases sociales?, destacando que son educados en la idea de que las mujeres son seres inferiores y objetos de su propiedad?. El documento remitido acerca de la temática refiere y destaca esta idea de reproducción cultural como la principal causa por la cual los hombres se permiten golpear ?a su madre o a su mujer, violar a su hija o a su vecina y comprar sexo con una esclava sexual a los proxenetas?.

Cifras que asustan

Este tipo de delitos parece ir en aumento, sin que Salta sea la excepción.

En el Distrito Centro de dicha provincia, se denunciaron 672 casos de delitos sexuales de distinta índole durante 2007, reportándose 372 hasta julio de 2008, cifras que se acrecientan si se tiene en cuenta que sólo 1 de cada siete violaciones es puesta en conocimiento de los órganos judiciales.

En el Distrito Sur se reportaron 76 denuncias por delitos sexuales desde enero de 2007 hasta el 31 de julio del corriente año, mientras que en la zona norte, Orán, cuenta en el mismo período con 147 casos y Tartagal con 133.

Se conoce además que a nivel nacional las causas judiciales por violaciones, llegaron a un promedio de 250 casos mensuales en los primeros meses de este año, siendo denunciado sólo una tercera parte del total de los mismos.

FOTO: www.camdipsalta.gov.ar