Noticias Destacadas

Salta

Dieron Inicio las II Jornadas Nacionales de Psicología y Derechos Humanos

El día viernes 27 de septiembre, se dio inicio a las II Jornadas Nacionales de Psicología y Derechos Humanos.
En el acto de apertura, la Lic. Irma Lidia Silva, Presidente del Colegio de Psicólogos de Salta, les dio a los presentes un afectuoso  saludo de bienvenida.  apertura-jornada-22-300x199
Expresó que en el encuentro que hoy comenzó, “estamos convencidos alcanzará  el objetivo de seguir promoviendo espacios y tiempos para la formación en valores democráticos, de tolerancia, de respeto a los derechos humanos y a la diversidad”.
Manifestó que,la historia misma de la Federación de Psicólogos de la República Argentina encarnada en nuestro símbolo de lucha que es Beatriz Perosio, se construyó desde el dolor, la memoria histórica y la revalorización de los derechos humanos.
“La historia de los psicólogos y psicólogas en nuestra país, da cuenta que la participación de todos hizo posible hacer legal lo que era legítimo, y que Beatriz fue una líder que luchó denodadamente por hacer posible la unidad desde las instituciones y la construcción de un discurso cuyo objetivo fue  la defensa el bien común.
La Argentina vivió un proceso histórico desde 1976 hasta 1983: una dictadura militar que produjo, entre otras atrocidades, la mayor violación a los derechos humanos.
Al perderse la vigencia de las garantías constitucionales, la sociedad quedó indefensa y a merced del terrorismo de estado. Desaparecen derechos fundamentales como el derecho a la vida, a la libertad de pensamiento, de expresión a habitar en un país libremente, o a la identidad”.
En este contexto, un 8 de agosto de 1978, Beatriz Perosio, titular de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires y primera presidenta de la Federación de Psicólogos de la República Argentina, fue secuestrada y desaparecida. La historia de l@s psicólog@s en nuestro país significa también la lucha por la verdad y la justicia, por rescatar la memoria histórica.
Silva, afirmó que “No estarán ausentes temas importantes como la Discapacidad; la  Diversidad Sexual e  Identidad de Género; los Derechos de los niñ@s; fortaleciendo espacios para analizar con profundidad el anhelo, hoy revivido, de bajar la edad de imputabilidad, por parte de un sector del poder, que pone un ojo en las encuestas y el otro en el tablero de ajedrez moviendo convenientemente las piezas, lo que nos permitirá considerar el entramado actual donde se expresan las prácticas de los distintos actores sociales. Imputar a un niño es la meta final de un camino que comienza mucho antes, cuando el hambre acecha al momento del nacimiento y tendrá impacto certero en cada célula, tejido, órgano y sin duda en la subjetividad del complejo ser humano.
Ignacio Pizzo, Médico Generalista – Casa de los Niños Pelota de Trapo, refiere que No hemos podido trazar hasta el momento otra ruta que no sea esa, la del hambre, las privaciones, el desamor. Por acción más que por omisión, se ha hecho lo posible por sacarles el privilegio a los niños y transformarlos en seres peligrosos. Por eso probablemente 14 años es la edad buscada para el encierro, como estocada final a los pibes
. Cuestiones todas,  que  nos interpelarán a lo largo de estas jornadas, invitándonos a trabajar desde una concepción de salud mental, de subjetividad, de compromiso y responsabilidad en el entramado social ehistórico.de este siglo XXI”.
Finalmente,en el comienzo de las II Jornadas Nacionales de Psicología y Derechos Humanos, expresó que es el deseo, continuar la tarea interminable a la que nos invita el análisis y así tejer nuevos lazos que reciban a las nuevas generaciones ofreciéndoles un lugar donde las significaciones imaginarias sociales estén compuestas de representaciones más inclusivas y respetuosas de la condición humana, porque mientras haya un pobre o un excluido, hay alguien que no goza de sus derechos civiles y políticos, y ello es motivo más que suficiente para dejar de ser sólo espectadores de la historia.
Imagen : Colegio de Psicólogos de Salta