Noticias Destacadas

Fue en un tiroteo el día de los inocentes

Dictaron preventiva para el acusado de balear a una nena de 9 en Villa 21

El 28 de diciembre, luego de una situación de violencia de género, una nena de 9 años murió de un balazo en el estómago mientras jugaba en la calle. Por el crimen hay un detenido, que se negó a declarar y ahora apeló la decisión judicial.Cinthiayala_1r

El Juzgado de instrucción N°36 pidió la prisión preventiva para Librado Osmar Silvero Verón, el único detenido por el crimen de Cinthia Ayala Villalba, la nena de 9 años que murió la noche del  último 28 de diciembre en la zona de Tierra Amarilla en la Villa 21-24. Lo confirmaron fuentes judiciales a Infojus Noticias. La defensa de Verón presentó una apelación y ahora la Cámara deberá resolver la situación procesal del acusado de haber disparado con un arma calibre 45 contra Cinthia.

Esa noche a las 23.30 la nena jugaba con otros chicos en una canchita cerca del Núcleo Habitacional Temporario Zavaleta, cuando una bala le atravesó el estómago. Los vecinos la alzaron y le avisaron a su mamá, Martina, que estaba cerca. Cinthia no llegó viva al Hospital Penna. Según la principal hipótesis de los investigadores, el tiroteo comenzó con una pelea de vecinos por una situación de violencia de género. Un hombre había golpeado a su pareja en la calle, en el medio de una discusión y los vecinos intervinieron para ayudarla. El agresor se fue acompañado por agentes de Prefectura Nacional, y amenazó de muerte a todos. Al rato volvió y una de las personas del lugar le disparó.

La Prefectura y los policías de la Comisaría N°32 de la Policía Federal, detuvieron a Librado Osmar Silvero Verón. Hoy está en un complejo penitenciario esperando que se resuelva en la Cámara su situación procesal. “No tengo nada que decir”, declaró cuándo lo indagaron.

La muerte de la nena logró visibilidad a través de un comunicado que lanzó al día siguiente la Corriente Popular Juana Azurduy. “No queremos que Cinthia sea solo un nombre en una lista o solo una cara en una remera”, escribieron.

La investigación recayó en el Juzgado de instrucción N°36, a cargo de Guillermina Martínez y la carátula del caso es “homicidio simple”. La fiscalía de Distrito de los barrios de Nueva Pompeya y Parque Patricios, a cargo de los fiscales Adrián Giménez y Marcelo Munilla Lacasa, también prestó colaboración en el caso.

La jueza Martínez citó a distintos testigos de la balacera. Contaron que escucharon entre tres o cuatro detonaciones. También aportaron información a través del sumario de actuación los efectivos de la Comisaría 32 que trabajaron esa noche.

Cinthia era la más chica de seis hermanos. Cursaba 4ºD de la Escuela 11. Tenía la misma edad que Kevin Molina, otra víctima de la zona. El nene tenía nueve años cuando el 7 de septiembre de 2013 lo mató una bala mientras estaba arrodillado debajo de la mesada de su casilla de Zabaleta. Esa madrugada los que se enfrentaban eran dos bandas de transas. Según las pericias, sonaron 105 disparos de Uzi y FAL, en un tiroteo que duró más de tres horas y media.

 

 

Imagen : Infojus Noticias