Noticias Destacadas

Día de las y los Inmigrantes

04/09/09 – Al conmemorarse en nuestro país hoy 4 de septiembre el ?Día de las y los Inmigrantes?, el INADI delegación Salta en primer lugar quiere homenajear a todas aquellas personas que ayer y hoy por diferentes motivos fueron expulsadas de sus tierras o traídas a ésta contra su voluntad.

Asimismo, la delegación quiere recordar que nuestra Constitución Nacional abre las puertas a todos los hombres y todas las mujeres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino, que la Nación no admite prerrogativas de sangre ni de nacimiento, que no hay fueros personales ni títulos de nobleza. Que a partir de la sanción de la Ley de Migraciones N° 25.875 la política migratoria argentina abandona el paradigma de la búsqueda exclusiva de la inmigración europea, al tiempo que se adecua a las obligaciones que el Estado ha asumido en materia de derechos humanos.

Desde mediados del siglo XIX, Argentina recibió un flujo lento pero sostenido de inmigrantes de países latinoamericanos y, en particular, de países limítrofes, cuya participación en la estructura demográfica del país se vio opacada por el impacto que la inmigración europea, promovida por nuestro país desde sus orígenes.

El discurso social sobre los/as inmigrantes latinoamericanos/as de países limítrofes ?Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay?, y no limítrofes ?Perú? y buena parte de las prácticas cotidianas muestran claros rasgos xenófobos en nuestro país. Denominaciones como ?bolitas?, ?brasucas?, ?paraguas? y ?perucas? ejemplifican algunas de las múltiples formas discriminatorias con las que los/as argentinos/as nombran a sus hermanos/as latinoamericanos/as.

El rechazo que todavía genera la migración de los países limítrofes se construye sobre la base del ideario racista afirmando que dichos/as migrantes son los/as responsables de nuestras privaciones, desestimando las consecuencias de un modelo distributivo que concentra la riqueza en un sector minoritario de la población. Baste señalar como prueba de ello el articulo titulado ?La Invasión Silenciosa?, publicado por un semanario argentino, donde se dice que ?los extranjeros ilegales ya son mas de dos millones en el país. Utilizan escuelas y hospitales públicos. Les quitan el trabajo a los argentinos. Algunos se vuelcan a la delincuencia para no ser deportados. No pagan impuestos. Y los políticos miran para otro lado?(1). O más cercano, las palabras vertidas en el día de ayer, por un conocido conductor local, quien en su espacio diario dijo: ?Es sabido desde hace mucho tiempo que el trato que reciben los ciudadanos argentinos en el país hermano de Bolivia dista mucho ser bueno o regular, sin embargo esto podría considerarse como la gota que revalsó el vaso?.

?A una mujer salteña que trabaja en el Congreso de la Nación de Bolivia, se le cobra un derecho de permanencia por provenir de un país extranjero. El mismo es de un valor aproximado a los 200 pesos argentinos mensuales?.

(?)?Si usted va al hospital, allá no hay salud pública, entonces tiene que pagar todo, absolutamente todo si quiere tener alguna atención?, indicó Grande y agregó ?como los argentinos que vamos para allá no tenemos el mismo trato o nos dan el mismo trato o que paguen las cuentas?. Fuente: Informate Salta (http://www.informatesalta.com.ar/pagIndex.asp?P=Noticia&Item=9023)

Este tipo de discurso contribuye a la formación y sostenimiento de un estereotipo discriminador, transfiriendo a las colectividades migrantes la propia frustración social, y se reproduce con algunas especificidades respecto de los grupos de inmigrantes provenientes de los países asiáticos, configurando un prototipo: ?se aísla?, ?prescinde del argentino?, ?no incorpora las pautas de la sociedad argentina?, ?es exitoso económicamente pero a costa de ser explotador y eludir cargas sociales?, ?su ascenso económico es rápido, notorio pero ilegal?, ?su único objetivo es ganar dinero y alcanzar un alto status social?, ?es competitivo en extremo?, ?es invasor y expoliador?.

Este discurso social reproductor de la xenofobia en todas sus formas, dificulta el conocimiento más profundo de estas comunidades y sus prácticas, privándonos como sociedad de enriquecernos a partir de nuestras diferencias culturales.

Por último, la delegación local del INADI aprovecha esta fecha para recordar que de acuerdo con la propuesta n° 26 del Plan Nacional contra la Discriminación (aprobado por decreto presidencial n° 1086/05, Argentina tendría que modificar el artículo 25 de su Constitución Nacional excluyendo de su texto la voz ?europeos?.

Historia:

Desde el año 1949, cada 4 de septiembre se celebra en Argentina el Día del y la Inmigrante, en conmemoración del decreto del primer Triunvirato que un 4 de septiembre de 1812 abrió las puertas de nuestro país a la inmigración dando ?protección a los individuos de todas las naciones y sus familias que deseen fijar su domicilio?.

Datos:

De acuerdo con el Mapa de la Discriminación, Representaciones, Acciones y Percepciones acerca de la Discriminación en la Provincia de Salta, realizado por el INADI en marzo de 2008, el 61% de las personas entrevistadas cree que en Argentina se discrimina a los/as extranjeros/as de países limítrofes, y el 30% cree que en Argentina se discrimina a los/as extranjeros/as de origen asiático. Según datos proporcionados por la misma fuente, la nacionalidad es la segunda causa de discriminación en Salta y la tercera en Argentina.

En una encuesta realizada por el diario Clarín el 02 de marzo de este año, de casi 9 mil votantes, el 64% aceptó que en nuestro país se discrimina a los/as inmigrantes de algunos países y sólo el 11.6% cree que no hay discriminación.