Femicidio, San Luis

Detuvieron a Diego Lorenzetti por el asesinato de su esposa

Lo aprehendieron este martes a la noche en su casa de La Calera, tras la detención del jockey brasileño que corría sus caballos, que confesó haber participado del homicidio.lorenzetti san luis

El intendente de La Calera, Diego Lorenzetti, acababa de participar anoche en la marcha que habían organizado en el pueblo para reclamar justicia por el homicidio de su esposa, Romina Aguilar. Había vuelto a su casa en el pueblo y estaba con su hijo de 16 años cuando le llegó la noticia: la jueza Virginia Palacios había ordenado detenerlo con el propósito de establecer si tuvo algún tipo de vinculación con el crimen de la joven. Como segunda medida, hoy será indagado.
El funcionario comunal fue apresado por una brigada de la división Homicidios que viajó a la localidad del Departamento Belgrano, ochenta kilómetros al noroeste de San Luis, una vez que recibió la orden de la jueza. Alrededor de las once de la noche, el sospechoso ya estaba en San Luis.
Los oficiales le permitieron viajar en su propia camioneta, una flamante Volkswagen Amarok gris, en la que se trasladó primero a tribunales y luego a la sede de Homicidios, en el pasaje Santiago del Estero, entre Tomás Jofré y Las Heras, custodiado por una camioneta de la brigada.
La aprehensión del viudo, que había trascendido como una posibilidad durante la mañana, empezó a cuajar el lunes, después de que declaró el primer detenido por el caso, el brasileño Ediverto de Oliveira Pereira, apresado ese día.
Oliveira Pereira, un jockey que solía montar los caballos de carrera de Lorenzetti, confesó que el asesinato de Romina Aguilar había sido un crimen por encargo, confió una fuente ligada a la Policía.
Esa declaración espontánea no sorprendió a los investigadores. Palacios dijo ayer, en una conferencia de prensa, que al jockey brasileño lo investigaban desde el 2 de febrero, porque desde entonces contaban con información de que habría sido el autor material del crimen
Aunque las fuentes no lo admitían, desde el principio también consideraban la hipótesis del crimen por encargo como la más sólida.
“La confesión del brasileño permitió cerrar la hipótesis de que se trató de un asesinato por encargo”, dijo la fuente y agregó “que siempre resultó sospechosa la relación del jockey con Lorenzetti”.
“Oliveira no era mi empleado, teníamos una relación comercial, si se quiere. Es muy buen jinete”,  declaró Lorenzetti, horas antes de su detención, en FM Ciudad confirmando sus vínculos con el primer detenido en la causa.

Imagen : La República