Noticias Destacadas

Tandil

Destrozada y fuera de sí: dramático relato sobre la nena abusada y atropellada

La menor de 13 años abusada el pasado sábado en una fiesta privada realizada en una quinta de la ciudad de Tandil, despertó en la noche de ayer sábado describiendo el horror en primera persona. Fue el propio abogado de la familia, quien dio los dramáticos detalles.materno-1

“No quiero vivir más”, fue parte del crudo y desgarrador relato expresado por la menor, ni bien despertó del coma en el que estuvo durante casi una semana, desde el hecho.

“A eso de las 20 del sábado la niña se despertó y recordó parte de lo que le sucedió. Intentó suicidarse quitarse las sondas, gritó los padecimientos sufridos  en tal estado de dolor y nervos  a punto tal que debió ser atada a la cama y está custodiada por las enfermeras para que no se lastime. La verdad que es muy angustiante ver a la familia y a una nena destruidas anímicamente y psicológicamente”, reveló el abogado Maximiliano Orsini.

Además, el abogado aclaró que no se realizaron los protocolos correspondientes, ya que a partir de la denuncia de los médicos del Hospital que la asistieron, se dio aviso a Policía Científica y a la Comisaría de la Mujer en cuatro oportunidades, y nunca se presentaron, por lo cual, esas pericias se pedirán ahora, desde Mar del Plata.

El abogado de la familia de la nena, también hizo referencia a la actuación del fiscal Gustavo Morey, manifestando que “todo este material evidentemente el fiscal lo tiene y no lo vio, o realmente no cuenta con estos datos. Ya que no se puede dejar pasar por alto todo lo nombrado. Esto habla de un salvajismo inusitado hacia una nena de 13 años”.

En tanto, el Municipio salió a la defensa asegurando que se brindó a la víctima “toda la contención necesaria”, pero por estas horas, varias son las voces críticas por la falta de participación activa en pos del esclarecimiento de hecho. También está en tela de juicio los supuestos “controles” sobre fiestas privadas organizadas a través de la red social  Facebook. Al parecer, la dirección de Inspección General nunca se percató de la existencia de estas fiestas que se harían asiduamente, en distintas quintas de la ciudad.

 

Imagen : tandildiario