Noticias Destacadas

Cámara Criminal Federal

Destraban la denuncia de Lorena Martins a su padre, el ex espía Raúl Martins

La Cámara Criminal Federal hizo lugar, en forma parcial, a la denuncia que realizó Lorena Martins en 2012 contra su padre, ex agente de la SIDE; por trata de mujeres con fines de explotación sexual. La causa había sido archivada por la jueza Servini de Cubría y fue reabierta gracias a la apelación de la Unidad de Información Financiera (UIF), que es querellante.lorena_martins

Un fallo de la Sala I de la Cámara Criminal Federal destrabó la denuncia que había realizado en 2012 Lorena Martins contra su padre, el exespía de la SIDE Raúl Martins, al hacer lugar, en forma parcial, a la apelación de la Unidad de Información Financiera (UIF). Aunque Martins continúa intocable, el resto de los integrantes de la banda acusada de trata de mujeres con fines de explotación sexual en la Ciudad de Buenos Aires deberá ser investigado. “Hay un rol del Estado impulsando al investigación de un delito de gravedad”, dijeron hoy a Infojus Noticias desde la UIF.

La primera denuncia fue en enero de 2012: la hija del exagente de la SIDE Raúl Martins lo acusó de liderar una organización criminal, que operaba en connivencia de policías y funcionarios del Gobierno de la Ciudad. De ahí una serie de idas y vueltas no hicieron más que embarrar la cancha.  La causa recayó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal N°5 a cargo de Norberto Oyarbide, quien tenía un vínculo personal con el principal acusado, según reconoció luego hasta el propio Martins. El fiscal Gerardo Pollicita, que impulsó la semana pasada la denuncia de Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández,  tampoco se quedaba atrás. Según Lorena, es cercano a miembros del PRO del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Lorena Martins todavía se acuerda de su primer encuentro con el fiscal: “me amenazó con que me iba a meter presa si no declaraba”. Él la había citado a declarar para rectificar su denuncia, pero ella no quería hacerlo ante alguien vinculado a los que acusaba.

Oyarbide finalmente renunció a la causa, que entonces rebotó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal N°1 que dirige María Romilda Servini de Cubría. Sin embargo, cerca de cinco meses después la causa fue archivada.  “Desde antes de que la cerraran ya me habían dicho que eso iba a pasar por presiones de la SIDE”, dijo Martins a Infojus Noticias.

Para cerrar la investigación, Servini de Cubría argumentó que de acuerdo al Código Penal una hija no puede denunciar a su padre. Además, indicó que no había pruebas suficientes, que Lorena quería ejercer presión sobre el exespía.

Las pruebas

Sin embargo, Lorena insiste hoy en que “había hasta videos de pruebas. Él mismo (Raúl Martins) dice en uno que va a hacer un museo del prostíbulo. Esto está ahí para que lo investigue cualquiera. Yo aporté pruebas que son para sentencias”.

Aunque Lorena Martins no sólo acusaba a su padre sino también a todos los miembros de la organización criminal dedicada a la trata de mujeres, policías y funcionarios del gobierno de la Ciudad, al caer la causa, todos quedaron fuera de foco.

Tres años después de la primera denuncia, los doctores Jorge ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah hicieron lugar –en forma parcial- a la apelación de la UIF y el 4 de febrero último sacaron un fallo que ordena investigar al resto de la banda vinculada con delitos de trata. La caída de la denuncia de Lorena solo puede afectar a su padre.

Desde la UIF celebraron el fallo y señalaron, con cierta expectativa, que “las pruebas que se obtengan en la instrucción podrían servir para determinar la participación de Martins”.

Sin embargo, la resolución de la Cámara no accedió a todos los pedidos de la Unidad de Información Financiera, querellante en la causa. El expediente que investiga la responsabilidad de los miembros de la banda criminal está separado de otro con foco en los policías y los funcionarios. Aunque la apelación de la UIF pedía que se juntaran, la Cámara resolvió que el primero quede en fuero federal y el segundo, en el fuero ordinario.

“Nosotros nos oponemos porque la actividad criminal de tamaña organización tiene que ser investigada en su contexto. Así se le quita dimensión al delito. Si hay cómplices, también tienen participación en la estructura de la organización”, dijeron a Infojus Noticias desde la UIF.

Lorena Martins, por su parte, también festejó el fallo, pero desde su casa en España, a donde se fue a vivir tras la denuncia: “Siento alegría porque es un fallo favorable a mí pero por otro lado la Cámara está presionando a un juez para que investigue, pero si el juez no quiere, no avanza, o avanza a paso de tortuga. Esta causa se mueve en función de lo que pase con la SIDE. Si no, el fallo hubiera salido dentro de 5 años. Acá estoy peleando con un ex agente de la SIDE”.

 

 

Imagen : www.nacionalrock.com.ar