Noticias Destacadas

Despido de viceministra desencadena más críticas a gobierno de Laura Chinchilla

La destitución de la viceministra de Juventud de Costa Rica Karina Bolaños por parte de la presidenta Laura Chinchilla tras la difusión de un video personal, ha provocado nuevos cuestionamientos al gobierno de la mandataria.

El malestar de muchas mujeres no se hizo esperar, y las opiniones que consideran que su despido ha sido injusto, equivocado y discriminatorio son múltiples, especialmente si se considera que se trata de material privado y no autorizado para su publicación.

La revictimización de Bolaños se dio debido a que la publicación del video fue hecha por un tercero desconocido que expuso públicamente su vida íntima.

Poco después de que se anunciara la salida de la exjerarca, la red social Facebook se llenó de fotografías de mujeres diversas que se unieron a la campaña ?Todas somos Karina?, en la que también han participado hombres para apoyar la causa.

Julia Ardón, propulsora de esta acción y quien publicó la primera imagen de este tipo, explicó a FIRE que luego el despido de Bolaños le provocó un dolor muy profundo y se identificó por todos los maltratos que sufren las mujeres, solamente por su condición de género.

?Recordé el montón de veces a lo largo de mi vida que me sido humillada, maltratada, herida por varias razones?, mencionó la activista. Añadió que a las mujeres se les obliga a ponerse la máscara de ?decente?, por lo que si se salen de la norma son castigadas, tal y como le sucedió a Bolaños.

Ardón manifestó que nunca pensó que esta iniciativa tuviera tanto eco, y que tomó como base este suceso ya que no importa de la clase socioeconómica de la que provenga una mujer, pues cualquiera puede ser víctima de violencia.

?No saldremos de esta condición de sumisión si no salimos juntas. Karina no es ni más ni menos que cualquiera de nosotras. Estamos ante una mujer que es maltratada?, resaltó.

Cabe destacar que Bolaños anteriormente había interpuesto una denuncia por violencia doméstica contra su esposo Víctor Hugo Víquez, diputado del Partido Liberación Nacional.

La destitución de la política se dio en la misma semana en que el diario La Nación publicó una encuesta que reveló una caída de popularidad de Chinchilla y en el optimismo de la población costarricense hacia su gestión. Además, el 2 de agosto se celebró el Día de la Virgen de los Ángeles, fiesta católica costarricense que venera la figura de la Virgen María, de la cual la presidenta es fiel devota.

Uno de los puntos de mayor cuestionamiento es que la mandataria despidió a Bolaños por un hecho relativo a su vida privada, mientras que declinó de remover o sancionar al vicepresidente Luis Liberman y el ministro de Educación Leonardo Garnier, quienes recibieron fuertes cuestionamientos éticos y son investigados por tráfico de influencias por la firma de unas cartas de recomendación a una empresa del exministro de Hacienda Fernando Herrero.

Para el 11 de agosto se está convocando a una manifestación en el centro de San José para repudiar las actitudes machistas y misóginas del gobierno.