Noticias Destacadas

Derf/El Destape

DESPIDEN A UNA TRABAJADORA DE UN MEDIO DEL GRUPO CLARÍN POR DENUNCIAR ACOSO Y MALTRATO

Se trata de una periodista que se desempeñaba como conductora y movilera en un canal de Cablevisión.

Imagen : Derf

A pesar de los avances que generaron en el último tiempo las masivas denuncias por abuso y acoso en distintos ámbitos, las mujeres siguen siendo castigadas por sacar a la luz las violencias que sufren. En este caso, una trabajadora de un canal de Bahía Blanca perteneciente a Cablevisión fue despedida por denunciar acoso laboral y maltrato.

Se trata de Jésica Ripodas, quien se desempeñaba como conductora y movilera del noticiero Somos Noticias, del canal Somos Bahía. De acuerdo a un comunicado que lanzó la Red de Comunicadoras Bahía Blanca en repudio a la decisión de este medio del Grupo Clarín, el despido se enmarca en un contexto de «disciplinamiento» contra las mujeres que se animan a denunciar.

«Este despido injustificado se encuadra en un intento brutal de disciplinamiento para quienes no nos sometemos a la violencia patriarcal y a la humillación constante. Cuando las mujeres decidimos no callar y nos empoderamos en los medios de comunicación, las cámaras empresarias deciden apartarnos, silenciarnos y censurarnos», cuestionaron las comunicadoras, quienes remarcaron que es una «persecución sistemática».

 

Sobre esta línea, señalaron: «En un contexto en donde el colectivo de mujeres rompe el silencio para denunciar la continua violencia y precarización, a nuestra compañera la dejan en la calle por romper una cadena de abusos de poder. Esas denuncias fueron frente a las autoridades de la empresa por las reiteradas situaciones de maltrato y acoso laboral: todas tipificadas como violencia dentro de la Ley 26.485» de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

Respecto al clima laboral que se vive en Somos Bahía, indicaron que «la casi nula presencia de mujeres en lugares de decisión editorial es un reflejo de la estructura sexista planteada por los medios locales», y criticaron «la escasa capacitación en perspectiva de género en todos los niveles de las empresas periodísticas» que «no hace más que garantizar la desigualdad de oportunidades» entre varones y mujeres.

«Las actuales estructuras laborales en los medios perpetúan las invisibilizaciones a las que ya no queremos someternos y reproducen violencias simbólicas, esas que nos atraviesan silenciosamente y que persisten en las prácticas cotidianas dentro de las empresas en las que trabajamos. Nos quieren disciplinar, nosotras no nos callamos más», cerró el comunicado.