Noticias Destacadas

Lo impide el femicida José Arce

Denuncian que impiden contacto de los hijos de Rosana Galliano con su familia materna

La familia de Rosana Galliano, la joven asesinada en 2008, denunció que no puede ver desde marzo del año pasado a los hijos de 11 y 13 años la mujer por decisión de su padre José Arce, condenado a prisión perpetura, al que la Justicia le dio su guarda.arce impedimento

José Arce fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su expareja, pero logró que la justicia le otorgue la posibilidad de estar detenido en su quinta de Derqui teniendo a su cargo la custodia de los dos hijos que tuvo con su víctima.

Oscar Galliano, hermano de Rosana, se mostró preocupado por esta situación y remarcó: “lo que digo siempre es que este femicida, que no es un loco, sino que es un hombre violento y muy peligroso, tiene total impunidad, aún cuando fue condenado por el crimen de mi hermana a prisión perpetua”.

“Hace lo que quiere, nadie lo molesta. Ni la Justicia, ni la gente del gobierno. Hace seis meses que pido nos reciba el Ministro de Justicia, Germán Garavano. Cuando decimos ´Ni una menos´, también tenemos que hacernos cargo de lo que está pasando con los chicos, que se quedan con los femicidas y nadie los protege”, sostuvo Galliano.

El 16 de enero de 2008, Rosana fue asesinada a balazos dentro de su propiedad en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz, por un tirador contratado por Arce y su madre, Elsa Aguilar.

A pesar de que la familia de la víctima denunció que “se buscó embarrar” el caso con otras hipótesis, los autores intelectuales del femicidio fueron condenados a perpetua.

Sin embargo, primero la mujer, de 84 años, y luego su hijo, de 67, lograron beneficios que les permiten estar “presos” en una quinta, además de quedar a cargo del cuidado y educación de los hijos de la víctima, dos chicos que actualmente tienen 13 y 11 años.

“La sociedad tiene que saber quién es Arce y su madre. Y por qué razón tiene tantos beneficios de la justicia, mientras las autoridades gubernamentales no hacen nada. Este hombre estuvo preso en los Estados Unidos por tráfico de drogas. Cuando volvió a la Argentina, siguió con lo mismo. Por eso tiene tanta impunidad. Yo creo que paga por esa impunidad o amenaza con sus contactos pesados”, dijo el hermano de Rosana.

“Con su historial nefasto, sumado a que pagó para que maten a mi hermana y luego lo condenaron, igual tiene la custodia de los nenes. Y en marzo del año pasado tomó la decisión de que no podamos verlos. Total, es intocable”, agregó.

El hermano de Rosana indicó que el crimen de la joven mujer también solucionó el “problema” que Arce y su madre Elsa Aguilar tenían con el reparto de bienes tras el divorcio.

“Fue horrible lo que hicieron. Pero matar a una mujer en Argentina es así. Los jueces son machistas, la gente de los gobiernos es machista. Ya no puede apelar más la condena, y debería estar en la cárcel, sin embargo está super cómodo en su quinta. Con los chicos, que están obligados a vivir con el asesino de su mamá, mientras él les miente, y les cuenta otra historia”, dijo Oscar.

Al respecto, Oscar Galliano afirmó que “en marzo de 2015, al femicida Arce se le ocurrió que no podíamos ver más a los nenes”.

“Eran sólo dos visitas por mes, por orden judicial. Pero parece que los femicidas tienen más peso que la justicia, el gobierno y la sociedad”, cerró Galliano. .

Proyecto que duerme en el Congreso .

El caso de los hijos de Rosana Galliano no es el único que tiene a un femicida viviendo y criando a los hijos de la mujer que mató.

“La realidad es que los casos son cientos, con el daño a la psicología de estos chicos. Mientras tanto, la sociedad está mirando para otro lado”, dijo Oscar Galliano.

“Junto a la Asociación Civil La Casa del Encuentro, presentamos en el Congreso un proyecto llamado de Ley de Pérdida Automática de la Patria Potestad para los femicidas, que ahora se llama responsabilidad parental por el cambio en el Código penal”, precisó.

“Todavía no se trató. Venimos teniendo reuniones con las comisiones y legisladores, y personalmente sigo con la esperanza de que alguna vez logremos algo. Por ahora duerme en el Congreso. Ya ni siquiera es por mis sobrinos, pero al menos luchamos para que en el futuro otros chicos no pasen por lo mismo”, concluyó.

Imagen : infocielo.com