Noticias Destacadas

# Ni una menos

Degolló a su hija, apuñaló a su esposa y se suicidó

El hecho  ocurrió en la tarde de ayer. Luego de una tremenda discusión, un hombre mató a la adolescente, de 16 años. Con la misma arma hirió gravemente a su mujer, de 31. Después se hizo cortes en su cuello que provocaron su muerte horas más tarde.curuzu cuatiá

En el mo­men­to en que a ni­vel na­cio­nal y en ca­da rin­cón de Co­rrien­tes se de­sa­rro­lla­ba una mo­vi­li­za­ción pi­dien­do “Ni una me­nos”, mar­cha con­tra la vio­len­cia de gé­ne­ro y el fe­mi­ci­dio, en la lo­ca­li­dad de Cu­ru­zú Cua­tiá mo­ría una ado­les­cen­te y una mu­jer pe­li­gra su vi­da por re­ci­bir una pu­ña­la­da. El au­tor del sal­va­je he­cho: el pa­dre de la jo­ven y pa­re­ja de la mu­jer ata­ca­da.
El nue­vo ca­so de fe­mi­ci­dio ocu­rrió ayer a las 17 en ca­lle Pan­ta­le­ón Gó­mez sin nú­me­ro del ba­rrio Por­te­ño de esa ciu­dad.
Se­gún da­tos ofi­cia­les, la dis­cu­sión se de­sa­tó en la ca­sa don­de ha­bi­ta­ba la fa­mi­lia. En el mo­men­to del he­cho se en­con­tra­ban los ocho hi­jos de la pa­re­ja, to­dos me­no­res de edad.
La pe­lea su­bió de to­no has­ta que el hom­bre, Le­o­nar­do Mar­tí­nez de 53 años, to­mó un ar­ma blan­ca y de­go­lló a su hi­ja de 16. Si bien la si­tua­ción es con­fu­sa pa­ra los in­ves­ti­ga­do­res, se pre­su­me que por sa­lir en de­fen­sa de la jo­ven, su ma­dre No­e­mí Oje­da, de 31 años, re­ci­bió una pu­ña­la­da.

PERITOS LLEGANDO A LA ESCENA DEL CRIMEN.

“El hom­bre tras co­me­ter el abe­rran­te cri­men qui­so ma­tar­se, las­ti­mán­do­se en la zo­na del cue­llo. Fue tras­la­da­do al hos­pi­tal Dr. Fer­nan­do Iras­tor­za. Dos ho­ras des­pués de in­gre­sar al cen­tro de sa­lud fa­lle­ció”, in­for­mó una fuen­te po­li­cial a épo­ca.
Los uni­for­ma­dos lle­ga­ron al lu­gar y en­con­tra­ron el fa­tal es­ce­na­rio.
El cuer­po de la jo­ven fue de­ri­va­do a la mor­gue pa­ra re­a­li­zar­le la co­rres­pon­dien­te au­top­sia, más tar­de in­gre­só el ca­dá­ver de quien se­ría au­tor ma­te­rial del he­cho.
Des­de el cen­tro de sa­lud in­for­ma­ron que la mu­jer que­dó in­ter­na­da en es­ta­do crí­ti­co por­que re­ci­bió va­rios cor­tes en su cuer­po y ha­bría ema­na­do mu­cha san­gre.
“En el lu­gar del he­cho se se­cues­tró el cu­chi­llo, ar­ma uti­li­za­da pa­ra ma­tar a la ado­les­cen­te y acu­chi­llar a la ma­dre des­pués”, ase­gu­ró una voz ofi­cial.
En el es­ce­na­rio del cri­men es­tu­vie­ron pre­sen­tes el juez de Ins­truc­ción Mar­tín Ve­ga, el co­mi­sa­rio ma­yor Fi­del Ro­me­ro y el co­mi­sa­rio Li­ma.

MOMENTO EN QUE TRASLADABAN EL CUERPO SIN VIDA DE LA JOVEN DE 16 AÑOS.

Los ve­ci­nos del lu­gar se vie­ron con­mo­vi­dos por tal abe­rran­te cua­dro y la­men­ta­ron por la vi­da de los ni­ños que ha­bi­tan en la ca­sa.
“Los ni­ños de la fa­mi­lia tie­nen las si­guien­tes eda­des: 1, 3, 5, 10, 12, 14 y 17, que jun­to a la jo­ven de 16 con­for­ma­ban la fa­mi­lia Mar­tí­nez”, ase­gu­ró una fuen­te po­li­cial.
Se­gún ve­ci­nos de la zo­na, co­men­ta­ron a la Po­li­cía que si bien ha­bía mo­men­tos de vio­len­cia en el in­mue­ble, no es­pe­ra­ban tan fa­tal de­sen­la­ce, más aún te­nien­do ni­ños tan pe­que­ños.
Has­ta el cie­rre de es­ta edi­ción se des­co­no­cí­an más avan­ces, de­ta­lles y cir­cuns­tan­cias de lo su­ce­di­do.

A la mis­ma ho­ra
Ca­be se­ña­lar que a la mis­ma ho­ra que ocu­rrió el fe­mi­ci­dio (17:20) en el ho­gar de la fa­mi­lia Mar­tí­nez, cien­tos de cu­ru­zu­cua­te­ños se mo­vi­li­za­ban en la pla­za cen­tral, pi­dien­do que no ha­ya más vio­len­cia de gé­ne­ro.

 

Imagen : diarioepoca.com