Noticias Destacadas

Mar del Plata

De la historia de la alumna que ‘no sabía nada’, surgió un nuevo libro sobre trabajo y educación: “Frutillas”

La docente que hizo conocer la evaluación de una joven de una escuela rural de Sierra de los Padres, presenta una obra en la que se investigan dos grandes temas: los límites del sistema educativo hegemónico y las condiciones laborales de niñas y niños.

Imagen : 0223

Recorrió todo el país y dejó muchos asuntos por debatir. La historia de Gabriela, una estudiante de Sierra de los Padres nacida en Bolivia que realizó una sorprendente evaluación de geografía, llevó a su docente, Lucía Gorricho, a escribir un libro basado en preocupaciones, dudas e inquietudes sobre dos grandes temas: los límites del sistema educativo hegemónico (estatal y privado) y las condiciones laborales de niñas, niños y adolescentes en el mundo actual.

“Siempre escribí, pero poco, ensayos o ideas, nunca en formato libro: a partir de la valorización de la historia, un editor me contactó y el proyecto comenzó a tomar forma. El índice, lo tuve en la cabeza de una sola vez en que lo soñé. De ahí surgieron los cuatro capítulos que lo conforman”, detalló Lucía, notoriamente entusiasmada.En la previa de la presentación de la obra, titulada “Frutillas”, la autora habló con 0223 y, sin dejar de reconocer sus “nervios” por el primer evento de difusión, contó algunos pormenores de su creación y otros tantos objetivos por lograr. “La pretensión del libro no es que se arme solo un debate entre intelectuales o una discusión política. Está dirigido a los estudiantes, chicos y chicas secundarias, me esforcé en tener un lenguaje simple, claro y preciso, sin subestimar la fuerza ideológica de algunas palabras pero en la búsqueda de rescatar el valor de varias cuestiones”, reflexionó Gorricho.

El contenido, destinado preferentemente a personas interesadas en las ciencias de la Tierra, la geografía y el medio ambiente, se inició poco tiempo después de darse a conocer la impactante secuencia acontecida en el barrio Gloria de la Peregrina. “Lo empecé a armar hace un año y medio, pero en realidad me llevó 38 años” entendió la docente, en referencia a su edad actual y al camino recorrido para animarse a algo así. “Fueron tiempos de pedir ayuda, de saber a dónde ir y por dónde buscar”, graficó.

“Con el fin de organizar la escritura, dividí la obra en cuatro partes: el capítulo uno es sobre la viralización en Internet y los comentarios teórico/prácticos que impulsó el texto de Gabriela y mi desempeño docente a la hora de conocerla; en el capítulo dos cuestiono la forma tradicional de evaluar y describo experiencias didácticas que impulsé al interior de la educación estatal y privada en mis 12 años de docente; en el tercero, ejemplifico la importancia de algunas corrientes pedagógicas que son referencia en Sudamérica para luego describir algunas experiencias alternativas ancladas en la Educación Popular; y en cuarto lugar, desarrollo sobre la forma en la que se realizan las actividades económicas a nivel mundial desde una perspectiva geográfica y local: la producción de frutillas en el cinturón frutihortícola de Mar del Plata. Al finalizar, se anexa un resumen de los principios éticos de la Permacultura con el objetivo de comunicar algunas de las posibilidades reales (y utópicas) que existen para vivir en un mundo mejor”, cuenta Lucía, textualmente, en la introducción de Frutillas.