Noticias Destacadas

Analía Kalinec.

“Damos fe de que los genocidas no se arrepienten”

La hija del represor conocido cómo el Doctor K se refirió al surgimiento del colectivo que apoya los juicios de lesa humanidad.

Imagen : cba24n

Las hijas e hijos de represores de la última dictadura, que decidieron marcar su rechazo al terrorismo de Estado del que sus padres formaron parte, comenzaron a tener una voz cada vez más resonante en los últimos años.

“No fue ingenuo que nuestra primera aparición pública haya sido el 3 de junio en la marcha Ni Una Menos. Nosotras ni banderas teníamos, salimos corriendo a hacer la bandera porque nos parecía importante que esto se enmarcara dentro de una cultura machista donde hay que analizar todas estas lógicas para no seguir repitiéndolas”, expresó Analía Kalinec.

Ella es hija de Eduardo Emilio Kalinec, conocido como Doctor K, quien fue miembro de la Policía Federal y represor en los centros clandestinos de detención Atlético, Banco y El Olimpo.

En diálogo con el programa Subversiones, por Nuestra Radio, Analía dijo que al reabrise los juicios por delitos de lesa humanidad su madre la llamó por teléfono para decirle que su padre estaba preso. “Fue un baldazo de agua fría, yo estaba recién casada, tenía mi primer hijo de un año y medio”, comentó.

Desde ese momento la mujer, que en ese entonces tenía 24 años, comenzó a hacer “preguntas insolentes” cuya respuesta fue su exclusión en pos de mantener el pacto familiar de silencio.

Tiempo después conoció a otras personas en su misma situación con quienes formó el Facebook Historias Desobedientes y con Faltas de Ortografía para aunar sus vivencias. “Tenemos casos que viven en el exterior que tiene que ver con no poder soportar las lógicas familiares y necesitaron irse”, expresó Analía.

Además señaló que este nuevo colectivo entiende “que hubo un terrorismo de Estado, que existió un plan sistemático y que nosotros somos hijos de esta gente y damos fe de que no se arrepienten y reivindicamos que tienen que ser juzgados y cumplir condena real y efectiva”.