Cuba, Periodismo: Por una nueva mirada en los medios de comunicación

La Habana, diciembre.- Cambiar la mirada para desarrollar un periodismo no sexista e incluyente fue la propuesta que animó al Taller Regional para elevar la conciencia de género en los medios de comunicación masiva y la industria cultural, que reunió en La Habana, durante cinco días, a periodistas de 12 países de América Latina y el Caribe.

Durante el encuentro se analizó la crisis económica y financiera que afecta a la humanidad a escala mundial y cómo esta situación incide de manera particular en las mujeres.

Para las periodistas y comunicadoras es trascendental romper con estereotipos y prejuicios en la elaboración de nuevos mensajes en los medios de comunicación, que permitan modificar, de manera paulatina ,las lógicas individualistas y la ceguera respecto al enfoque de género.

Isabel Moya, presidenta de la Cátedra de Género y Comunicación del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de La Habana, dijo a SEMlac que “los medios de comunicación tienen que replantear su papel en la sociedad, preguntarse para qué están y cómo pueden servir”, precisó.

“El desafío que tenemos periodistas, comunicadoras y comunicadores es rescatar una comunicación verdaderamente democrática, incluyente, donde estén las voces plurales de nuestro continente, las culturas originarias, los pueblos de ascendencia africana, las personas que tienen otras capacidades físicas o problemas mentales”, agregó.

Para Moya, la sociedad civil organizada tiene que hacer presión sobre los dueños de los medios de comunicación, que son la expresión del poder económico y hegemónico en cada sociedad.

“Cambiar la mirada también significa que comunicadores y comunicadoras sean más creativos, capaces de confrontar fuentes diferentes, tomar datos de la realidad desde otra concepción; significa cambiar lo que es considerado noticia porque no es sólo el gran espectáculo, el desastre; la noticia también puede ser la cotidianidad asumida desde los seres humanos”, indicó.

Sí bien existe el criterio de que la violencia vende, la presidenta de la Cátedra de Género y Comunicación del Instituto Internacional de Periodismo José Martí destacó que la violencia de género ha pasado del silencio, hace 15 años, a constituirse en un show mediático, porque se apela al morbo y a los bajos instintos que también conviven en el ser humano.

“Al periodismo y a la comunicación los veo como una vocación de servicio, como una manera de acompañar a nuestros contemporáneos y contemporáneas a entender la realidad y jerarquizarla. Creo que también vendería una cultura de paz, si logramos que los medios de comunicación brinden herramientas que ayuden a las personas a disfrutar lo bello, valorar la paz y conocer que hay nuevas maneras de vivir”, agregó.

El Taller regional Cambiar la Mirada para elevar la Conciencia de Género a través de los Medios de Comunicación fue, además, un espacio en el cual comunicadoras, periodistas y especialistas de Latinoamérica y el Caribe compartieron experiencias profesionales y particulares de la situación de las mujeres en sus respectivos países.

Marielos Carranza, de la agencia de noticias Cerigua de Guatemala, dijo a SEMlac que este constituyó un espacio importante para compartir experiencias. “En mi país, el segundo en el mundo más violento, todos los medios de comunicación abordan la violencia contra la mujer sólo como nota roja, como cifras, y no se ha logrado un periodismo más humano”.

Explicó que diferentes organizaciones de mujeres han realizado campañas de sensibilización dirigidos a profesionales de la prensa que, lamentablemente, hasta el momento no han logrado cambiar la visión sensacionalista. “No se ha logrado, para nada, que se visibilice desde otro punto de vista; utilizan las muertes de las mujeres para vender, son sensacionalistas, amarillistas”.

Milagros Romero Meza, comunicadora de la Asociación para la sobrevivencia y el desarrollo local ASODEL y de la Red de la masculinidad por la igualdad de género de Nicaragua, destacó que “al tiempo de cuestionar el modelo dominante, hemos hecho críticas y propuestas con un enfoque de género sobre otros temas, como la economía, y para mi ese es un avance”.

“Los comunicadores y comunicadoras somos hijos de nuestro tiempo y de nuestra cultura. Los periodistas, comunicadores y comunicadoras deberíamos contar con un espacio de reflexión personal para descubrir cómo las desigualdades de género han afectado nuestra vida personal y, a partir de ahí, proponer un cambio hacia afuera y ejercer un periodismo consciente, con visión de género y que apueste por la igualdad”, señaló a SEMlac.

Por su parte, Karina Escalona Peña, editora de la pagina web del telecentro Cuna de la Nacionalidad Cubana CNCTV de Bayazo, Granma, afirmó que el taller le permitió el descubrimiento de algunos temas y fue una oportunidad muy buena para adquirir experiencias y conocer una serie de recomendaciones para implementar en el ejercicio diario del periodismo con enfoque de género.

Lamentó que, por cuestiones de tiempo, no se pudieron “construir algunos productos comunicativos con enfoque de género, pues ese ejercicio de producción periodística hubiera sido muy bueno para ver en qué medida es viable aplicarlo en nuestro ejercicio diario, a veces lo más complicado”, explicó.

El Instituto Internacional de periodismo ha realizado ocho diplomados sobre el tema del cual se han graduado más de 100 comunicadores en América Latina.