Noticias Destacadas

Cuba : marcha por la diversidad

La Habana, mayo.- Personas de diferente orientación sexual, promotores de salud, activistas y simpatizantes de los derechos de quienes son “diferentes”, se unieron al ritmo de una conga en una marcha a favor de la diversidad.

Por tercer año consecutivo, pero en un espacio algo mayor que en 2010, se realizó el 14 de mayo esta manifestación, considerada una de las actividades más visibles y esperadas de la IV Jornada Cubana contra la Homofobia, que se extiende por varias ciudades de la isla durante todo el mes de mayo.

Encabezados por Mariela Castro Espín, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), varios cientos de personas de todas las edades, identidad sexual y color de la piel, recorrieron los cerca de 300 metros que van desde el Malecón habanero hasta el recinto ferial Pabellón Cuba, en la calle 23, una de las más céntricas avenidas de La Habana.

Yamay y Leticia, lesbianas, afirmaron a SEMlac que al participar por primera vez en la marcha estaban apoyando la causa de la diversidad, para romper los tabúes que aún existen en la sociedad.

“Tiene que haber una apertura, es el momento para que se nos vea como iguales y se respeten nuestros derechos, para todos y todas”, dijo Coqui Pérez, de 58 años.

William García, de 39, declaró que su presencia es un apoyo a la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales) para tenga su espacio, “porque la diversidad existe y hay que respetarla”.

La marcha concluyó en el Pabellón Cuba, donde la directora del CENESEX señaló: “no basta con establecer leyes”? “hay que transformar la sociedad para eliminar toda forma de discriminación”.

Castro reconoció que aun no se han conseguido las modificaciones legislativas que ha propuesto el Centro y expresó su confianza en que lo lograrían. Pero más que eso, sostuvo, “tenemos que tocar el corazón de toda la sociedad”.

En Cuba, donde por décadas reinó la homofobia institucionalizada, las acciones a favor de la diversidad se concentran solo en algunas instituciones y sectores de la sociedad civil, pero han conseguido llamar la atención sobre un asunto que por años se vio como un tabú.

En declaraciones a la prensa, Mariela Castro señaló que se ha avanzado en la organización y profundización de conocimientos sobre el tema, se ha logrado madurar y es “un proceso que tiene que llegar”.

Asimismo, consideró que en la sociedad socialista no pueden existir formas de discriminación y ahora el país es más maduro, con más conocimientos y cultura política para integrar la diversidad sexual a la práctica socialista.

Orlando Chaviano, al frente de los equipos de ayuda mutua y los niños afectados por el VIH del Centro Nacional de Prevención de las ITS/VIH/sida, destacó que cada año a la jornada “se suman más personas, hay más colorido y más aceptación”.

“Para poder lograr grandes cosas hacen falta inteligencia y conocimientos, pues todavía queda mucho por hacer para sensibilizar a la población a favor de los derechos de todas las personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género”, dijo a SEMlac Pilar Camporreal, de 66 años.

En la jornada, grupos como Oremi, integrado por lesbianas con vínculos de trabajo con el CENESEX y la Federación de Mujeres Cubanas y el grupo Hombres por la Diversidad (HxD), realizaron acciones de promoción de salud.

Por primera vez participó la red de Jóvenes por la Diversidad, formada por estudiantes de diferente orientación sexual, que realiza su labor de promoción en centros de altos estudios de La Habana y otras ciudades.

Por su parte, el Centro Memorial Martin Luther King desarrolló un taller participativo sobre qué pierde el cuerpo social con la exclusión y qué rostros deberían verse en él, una forma de promover la inclusión, el respeto a los demás, su orientación sexual o religiosa.

Esta jornada, que incluyó desfile de modas y presentación de un espectáculo con transformistas, integró el programa por el Día Mundial de la Lucha contra la Homofobia, que se celebra cada año el 17 de mayo pues en esa fecha, en 1990, la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad y bisexualidad de la lista de enfermedades mentales.