Noticias Destacadas

Cuba: En busca de otras masculinidades

La Habana, abril 23, 2012.- Propuestas concretas para trabajar contra la violencia de género durante todo el año, y no de campaña en campaña, y estrategias para involucrar en ellas a muchas personas fueron dos de los saldos principales de la Segunda Jornada de Estudios de las Masculinidades en Cuba, que sesionó el 18 de abril en La Habana.

En el encuentro se realizaron dos foros de debate dedicados a analizar la violencia de género asociada a los espacios deportivos y en la producción musical cubana contemporánea, moderados por Julio César González Pagés, coordinador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM).

Uno de los acuerdos consiste en la convocatoria a un “festival de cine móvil” sobre conductas de riesgo entre los jóvenes, explicó. Se trata de incentivar la realización de pequeños videos captados por teléfonos celulares, para que no solo creadores expertos puedan sumarse, y así visibilizar el peligro de actividades como las peligrosas acrobacias de algunos ciclistas en la vía o las de esos muchachos que se cuelgan de los ómnibus urbanos.

“Si nos detenemos a mirar, siempre son prácticas de varones, que están educados en el mito de que ser hombres implica asumir riesgos, ser fuertes, temerarios”, explicó González Pagés.

Igualmente, el panel debatió la urgencia de llamar la atención acerca de la práctica de los llamados deportes extremos, sin contar con las debidas condiciones de seguridad para hacerlo, algo que ocurre a menudo durante el verano, incluso con respaldo de empresas e instituciones diversas

Además, se concretó el compromiso de Leonel Duarte, estudiante de la carrera de Lenguas Extranjeras en la Universidad de la Habana e integrante de la selección nacional de fútbol de Cuba, con el activismo durante los días de la campaña cubana por la No Violencia de este 2012.

En relación con la música y la creación de audiovisuales, que con frecuencia muestran contenidos e imágenes sexistas, fue muy debatida la propuesta de seleccionar los peores vídeos clip del año, pero teniendo en cuenta sus contenidos y no solo su realización.

Al respecto, el realizador de televisión Esteban Ríos, desde el público, propuso premiar también una selección de buenos clips, partiendo de similares conceptos, que puedan funcionar como ejemplos de “buenas prácticas” para realizadoras y realizadores.

Por su parte, la documentalista Ana Margarita Moreno coincidió con la periodista Sara Más, corresponsal en Cuba de SEMlac, en la utilidad de aprovechar espacios ya consagrados y seguidos por la juventud como los Premios Lucas, programa televisivo que promueve el video clip nacional, para implementar un galardón especial con estos fines.

Los resultados de ambas convocatorias serán divulgados en noviembre próximo, durante la III Jornada de Estudios de las Masculinidades, que estará dedicada a los nexos entre la violencia de género y la salud.

Durante la sesión final de la cita fue presentada una iniciativa que ya rinde frutos: la Plataforma de Hombres contra la Violencia, coordinada desde el Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” (OAR) y la RIAM.

La sexóloga Maité Díaz, de OAR, explicó que la Plataforma une a hombres diversos, de la academia, el sector agropecuario, jurídico o religioso, de la cultura y de las comunidades.

“Desde sus espacios de desempeño ellos tratan de hacer visibles las preocupaciones que sobre la violencia compartimos quienes nos reunimos aquí hoy”, explicó Díaz.

En general, primó el reconocimiento y urgencia de atender espacios como el deporte y la música, pues al constituirse en vías de socialización de costumbres y conductas están contribuyendo a legitimar prácticas violentas y discriminatorias, algo que es necesario revertir.

Otra certeza emergió tras la intensa jornada en la capitalina Casa del Alba cultural: las jornadas de estudios de masculinidades se consolidan como un espacio de extraordinaria importancia para promover el análisis y las posibles soluciones con vistas a contrarrestar la violencia de género y las herencias machistas dentro de la sociedad cubana.

Para la psicóloga Mareleén Díaz Tenorio, también de OAR, estamos en momentos de propuestas, pero es muy importante estudiarlas bien para no responder a la violencia con más violencia.

Se trata, según la psicóloga, de buscar espacios populares para construir masculinidades y feminidades diferentes desde acciones positivas que lleguen a muchas y muchos destinatarios.