Noticias Destacadas

Corrientes

Cuatro detenidos por asalto y presunto abuso de una mujer

Las capturas son saldo de una “catarata” de allanamientos. Tres de los sospechosos viven a pocas cuadras de la casa de un matrimonio adonde el viernes entró una banda armada que robó y habría violado a una joven. Uno de los hombres sería conocido de la víctima.policia corrientes

Co­mo re­sul­ta­do de una “ca­ta­ra­ta” de alla­na­mien­tos la Po­li­cía de­tu­vo a cua­tro hom­bres sos­pe­cha­dos, con evi­den­cia cier­ta, de ser quie­nes el vier­nes asal­ta­ron con fi­nes de ro­bo a un ma­tri­mo­nio de la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de San­ta Lu­cí­a, oca­sión apro­ve­cha­da pa­ra abu­sar se­xual­men­te de una mu­jer, se­gún de­nun­cia­ron las víc­ti­mas.
Uno de los pre­sun­tos cri­mi­na­les se­ría un ex em­ple­a­do del con­cu­bi­no de la chi­ca de 24 años que de­nun­ció su­frir la vio­la­ción.
De acuer­do a la in­for­ma­ción co­no­ci­da por dia­rio épo­ca, ayer au­to­ri­da­des de la co­mi­sa­ría lo­cal jun­to a per­so­nal de In­ves­ti­ga­cio­nes de la Uni­dad Re­gio­nal Dos, con asien­to en la ciu­dad de Go­ya, hi­cie­ron múl­ti­ples pro­ce­di­mien­tos en San­ta Lu­cí­a.
El sá­ba­do la Fuer­za de se­gu­ri­dad ya ha­bía da­do con dos de los su­pues­tos asal­tan­tes, uno lo­ca­li­za­do en Go­ya y otro en in­me­dia­cio­nes al lu­gar don­de ocu­rrió el de­li­to.
Ayer, en tan­to, re­qui­sa­ron vi­vien­das si­tua­das en la zo­na pe­ri­fé­ri­ca de San­ta Lu­cí­a. Allí, ade­más de dar con otros dos hom­bres se­cues­tra­ron ro­pas que las víc­ti­mas ha­brí­an re­co­no­ci­do co­mo de su pro­pie­dad y que fue­ron sus­tra­í­das du­ran­te el asal­to.
Tal co­mo es­te me­dio lo se­ña­ló en su edi­ción do­mi­ni­cal, la pa­re­ja dam­ni­fi­ca­da ha­bía apor­ta­do in­for­ma­ción “cla­ve” a los en­car­ga­dos de la pes­qui­sa. Un da­to pe­cu­liar fue que ha­bí­an re­co­no­ci­do “la voz” de uno de los mal­vi­vien­tes co­mo la de un hom­bre que tiem­po atrás se de­sem­pe­ñó co­mo ayu­dan­te del due­ño de ca­sa, quien se tra­ba­ja en el ru­bro de ven­ta de to­ma­tes.
El avan­ce per­mi­tió a los de­tec­ti­ves des­li­zar la po­si­bi­li­dad de que el ca­so es­té a un pa­so de que­dar “re­suel­to”.
El epi­so­dio cri­mi­nal su­ce­dió en una vi­vien­da cer­ca­na al ac­ce­so Nor­te de San­ta Lu­cí­a, po­bla­do dis­tan­te 195 ki­ló­me­tros al sur de la ca­pi­tal pro­vin­cial. Era al­re­de­dor de la 1:45 cuan­do al do­mi­ci­lio del ma­tri­mo­nio, que es­ta­ba dur­mien­do, irrum­pió la ban­da de mal­he­cho­res.
Con los ros­tros cu­bier­tos, ade­más de por­tar ar­mas de pu­ño, re­du­je­ron al pro­pie­ta­rio de la vi­vien­da y a su con­cu­bi­na.
El co­mer­cian­te fue ata­do de ma­nos y pies en una pie­za, don­de le co­lo­ca­ron una man­ta so­bre la ca­be­za. Mien­tras que a la mu­jer, se­gún ex­pli­ca­ron am­bos an­te la Po­li­cí­a, la con­du­je­ron a otro sec­tor de la ca­sa don­de tres de los de­lin­cuen­tes la so­me­tie­ron se­xual­men­te.
An­tes de es­ca­par los asal­tan­tes re­vi­sa­ron to­do el lu­gar. Así ha­lla­ron y sus­tra­je­ron la su­ma de di­ne­ro en efec­ti­vo que ron­da­ría en los 8 mil pe­sos, ro­pas y otros ac­ce­so­rios.
Pa­sa­ron al­gu­nas ho­ras has­ta que las víc­ti­mas pu­die­ron dar avi­so a la co­mi­sa­ría lo­cal, cu­yas au­to­ri­da­des que­da­ron asom­bra­das al es­cu­char el re­la­to de lo ocu­rri­do.
El hom­bre asal­ta­do es oriun­do de la ciu­dad de Ro­sa­rio, pro­vin­cia de San­ta Fe, pe­ro ra­di­ca­do des­de ha­ce mu­chos años en San­ta Lu­cía don­de tra­ba­ja en la com­pra y ven­ta de pro­duc­tos hor­tí­co­las.
La cau­sa ha si­do ca­ra­tu­la­da co­mo su­pues­to ro­bo ca­li­fi­ca­do y abu­so se­xual con ac­ce­so car­nal.

 

Imagen : diarioepoca.com