Noticias Destacadas

Diversidad

Cristina Campos es la primera candidata trans a senadora

Cristina Campos tiene 47 años, es trans y desde hace pocos años luce con orgullo en su DNI su nuevo nombre y cambio de sexo, y como una militante de la diversidad de género, es la primera precandidata a senadora provincial de Mendoza por el Frente para la Victoria, en la lista que lleva a Guillermo Carmona como candidato a gobernador.cristina campos

Cristina es una referente de Nuevo Encuentro, la agrupación que lleva en esa lista a Alejandra Naman como vicegobernadora y a nivel nacional es liderada por Martín Sabatela, pero además ella es presidenta de un emprendimiento textil que es la primera cooperativa trans en Mendoza, y es una militante por los Derechos Humanos.

Hace más de tres años que funciona en Mendoza la Vientos de Cambio, la primera cooperativa textil trans de la provincia, que se conformó cuando el referente provincial de Nuevo Encuentro, Rubén Cuello, estuvo al frente de la Dirección de Derechos Humanos de Mendoza.

Ese proyecto fue creciendo y se transformó en un ícono en materia de diversidad e inclusión, ya que además de la cooperativa se creó un centro cultural que da la posibilidad a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad de tomar clases de teatro, inglés, computación y murga, entre otras actividades culturales y capacitaciones.

Atrás quedaron las duras épocas en las que durante más de 10 años tuvo que levantar enormes tachos en una fábrica de aceitunas de Guaymallén o trabajar en una fábrica de colchones para ganarse el sustento, mientras tenía que sufrir una discriminación constante.

“Creo que ser trans y luchadora me entrenó para ir al Senado”, sostuvo la precandidata en diálogo con Télam, y apuntó emocionada: “En cada una de estas máquinas de coser, sentimos que hay un pedacito del corazón de nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner”, al destacar que el aporte para adquirir las máquinas lo hizo el gobierno nacional.

“Militamos por la inclusión y la convivencia en la diversidad como parte de los derechos humanos”, proclamó.

Campos aseguró que “tenía varios proyectos y venía militando desde siempre”, pero cuando conoció a Cuello, él y su gente la ayudaron “a concretar el sueño de poder trabajar de manera independiente y poder emplear a otras chicas para que dejen de prostituirse”.

Así surgió la cooperativa textil que preside y que emplea a 16 chicas transexuales.

“Siempre entendí que lo que nos tocó vivir tanto en dictadura con la represión, como en democracia, con los prejuicios y la discriminación, eran injusticias que algún día teníamos que cambiar”, analizó Cristina.

“Nuestra vida no fue fácil, yo trabajé mucho para sostener a mi familia, siempre hubo gente que nos discriminaba por ser distintas. Nunca renuncié a lo que soy y con el tiempo aprendí a sentirme orgullosa de ser una persona honesta y trabajadora”, agregó.

En este sentido, comentó que el hecho de “que sea una mujer diferente no agravia a nadie, pero sólo en este país y en esta provincia pudimos defender mejor nuestros derechos como personas cuando hubo un gobierno popular realmente comprometido con la dignidad de su gente”.

“Eso no es casualidad, y hubo que luchar mucho para conseguirlo”, aseguró la titular de la Cooperativa Vientos de Cambio.

“Hoy tenemos leyes que nos reconocen derechos humanos básicos y fundamentales, pero más importante es el coraje y la fuerza de una Presidenta que todos los días demuestra con hechos que le importa su pueblo. Nuestra vida es mejor en democracia, con esta democracia real y profunda”, afirmó.

Respecto de su militancia, Campos sostuvo que “los y las compañeras todos los días aprendemos que convivir y participar en democracia no es sólo votar cada dos años. Es mucho más. Es militar activamente por las conquistas que nos hacen felices. Con amor y sin odio. Pero desde la Memoria y por la Verdad y la Justicia, para que no haya nunca más impunidad en nuestro país”.

“Todo esto es parte de mi compromiso como candidata a senadora provincial”, destacó la prencandidata, quien logró que le concedieran la patria potestad de dos sobrinos, y destacó que el espacio por el que se presenta “tiene a la Diversidad y a los Derechos Humanos como bandera”.

 

Imagen : Télam