Noticias Destacadas

Córdoba

Crece la mulnutrición en comedores y merenderos

Los continuos reclamos solicitando al Gobierno nacional la Emergencia Alimentaria son el marco para que el colectivo social Barrios de Pie haya renovado el análisis de su indicador de salud nutricional en la provincia de Córdoba.

Imagen : cba 24n

Y los resultados que dieron a conocer, tomados de niños y jóvenes que concurren a sus merenderos y comedores, alarman: “el 47% tienen signos de malnutrición y se expande al 51% en la primera infancia”.

La recorrida por los veinte centros comunitarios a los que asiste la organización tomó como muestra niños de entre dos y diecinueve años. “Estos últimos años muchos tuvimos que modificar la dieta alimentaria y pasamos a consumir más hidratos, menos leche y menos proteínas. A esto no lo elegimos, sino que nos afectaron las políticas económicas” definió Silvia Quevedo.

La referente del colectivo en tierras cordobesas sentenció que están “desbordados” de familias que llegan “desesperadas de hambre” y recordó las “tremendas dificultades” que se vienen multiplicando en el Programa de Asistencia Integral de Córdoba (PAICOR) que funciona en colegios públicos.

En diálogo con el programa Cara y Cruz, de radio Universidad, Quevedo sostuvo: “Todo esto va a crucificar a estas próximas generaciones a no contar con posibilidades de insertarse en la sociedad y sufrir enfermedades cardiovasculares o asma, que no son genéticas sino que surgen de una mala alimentación”.

Los continuos reclamos solicitando al Gobierno nacional la Emergencia Alimentaria son el marco para que el colectivo social Barrios de Pie haya renovado el análisis de su indicador de salud nutricional en la provincia de Córdoba.

Y los resultados que dieron a conocer, tomados de niños y jóvenes que concurren a sus merenderos y comedores, alarman: “el 47% tienen signos de malnutrición y se expande al 51% en la primera infancia”.

La recorrida por los veinte centros comunitarios a los que asiste la organización tomó como muestra niños de entre dos y diecinueve años. “Estos últimos años muchos tuvimos que modificar la dieta alimentaria y pasamos a consumir más hidratos, menos leche y menos proteínas. A esto no lo elegimos, sino que nos afectaron las políticas económicas” definió Silvia Quevedo.

La referente del colectivo en tierras cordobesas sentenció que están “desbordados” de familias que llegan “desesperadas de hambre” y recordó las “tremendas dificultades” que se vienen multiplicando en el Programa de Asistencia Integral de Córdoba (PAICOR) que funciona en colegios públicos.

En diálogo con el programa Cara y Cruz, de radio Universidad, Quevedo sostuvo: “Todo esto va a crucificar a estas próximas generaciones a no contar con posibilidades de insertarse en la sociedad y sufrir enfermedades cardiovasculares o asma, que no son genéticas sino que surgen de una mala alimentación”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *