Noticias Destacadas

Comaternidad

Córdoba: la suspenden por pedir licencia por maternidad

Karina Villarruel, primera policía casada con una mujer, denunció que fue suspendida por sus reiterados pedidos de licencia debido a que su pareja acaba de dar a luz. “Si hubiese tenido un hijo con un hombre esto no habría pasado”, afirmó.matrimonio igualitario matrnidad

Karina Villarruel se casó en febrero. Debido a que su pareja acaba de dar a luz y ante sus reiterados pedidos para que le concedieran una licencia por maternidad,  la primera policía casada con una mujer denunció que ese es el motivo por cual fue suspendida.

“Esto es discriminatorio. Si hubiese tenido un hijo con un hombre esto no habría pasado”, dijo a la prensa Villarruel, que en enero no percibió suma alguna de sueldo porque, afirmó, las autoridades la suspendieron “por supuesto abandono de trabajo”.

El 27 de enero nació Umma pues la mujer de Villarruel, Soledad Ortiz (27), se sometió a un tratamiento de inseminación artificial, razón por la cual la agente de policía solicitó licencia por maternidad.

Villarruel esgrime que, desde la Jefatura de Policía, “nunca” le contestaron su pedido porque, según ella, no saben si le correspondían “los seis meses reconocidos a la madre gestante o los tres días que le corresponden al padre varón”.

“No es que quiera sí o sí la licencia de 180 días. Quiero saber cuál es la licencia que me corresponde y no me contestan”

“No es que quiera sí o sí la licencia de 180 días. Quiero saber cuál es la licencia que me corresponde y no me contestan”, dijo y agregó eso le generó nervios y “mucho estrés”, por lo que “abrió carpetas médicas por enfermedad” y presentó “certificados médicos” que no le aceptaron.

Martín Berrotarán, titular del Tribunal de Conducta de la Policía, aseveró que la situación generada “no se vincula en absoluto con la vida privada de Villarruel”.

“Estamos investigando el caso”, manifestó el oficial y apuntó que la suspensión de Villarruel “es una medida preventiva que la ley prevé cuando hay abandono de servicio”, por lo que la citaron a declarar en el sumario administrativo en marcha, “para la próxima semana”.

En septiembre del año pasado, cuando aún no había nacido Umma, la agente ya había anticipado públicamente: “Presentamos todo tipo de notas a la Jefatura de Policía y no tuvimos respuesta. Nos sentimos discriminadas”.

Villarruel planteó que la empleadas públicas que adoptan un hijo disponen de 180 días de licencia por maternidad “pese a que no amamantan ni engendran al bebé. Yo soy tan mujer como ellas y soy madre de ese bebé” que tuvo su pareja, cuestionó.

“Al no darme una respuesta, le faltan el respeto a mi familia, a mi mujer y a la bebé”, dijo Villarruel, que en varias ocasiones advirtió que recurrirá a la Justicia si no encuentra una pronta respuesta.

El 16 de febrero de 2013, Villarruel y Ortiz se casaron y, tras la ceremonia, la policía había destacado el avance que significó en el país la sanción de la ley de matrimonio igualitario.

“Durante mucho tiempo hubo discriminación, porque estábamos encerrados en nosotros mismos. Ahora somos libres para demostrar el amor y para eso no hay sexo ni diferencias”, manifestó.

La pareja se sumó a los cerca 700 matrimonios entre personas del mismo sexo que ya se han celebrado en Córdoba desde que, en julio de 2010, fue sancionada la Ley 26618 de Matrimonio Igualitario.

Imagen : InfoNews