Noticias Destacadas

Un femicidio ocurrido en Córdoba el año pasado

Córdoba: confirman la elevación a juicio del crimen de la alcantarilla

Paola Acosta murió apuñalada en un desagüe de Córdoba. La dejaron tirada junto con su hija Martina. La beba sobrevivió. El principal acusado es la ex pareja de Paola. La instrucción del caso quedó cerrada en diciembre pasado. El juez ya había pedido la elevación, pero la defensa del imputado apeló. Ahora la Cámara ratificó que se hará el debate oral.Paola y martina

A Paola Acosta la apuñalaron y la dejaron tirada junto con su hija Martina de un año y nueve meses en un desagüe de Córdoba capital, el 17 de septiembre del año pasado. Hoy, la Cámara de Acusación de esa provincia confirmó la elevación a juicio de la causa que investiga el femicidio y el intento de homicidio de su hija. El único acusado es el padre de la nena, Gonzalo Lizarralde, que afronta la posibilidad de una pena perpetua.

Según consta en el expediente, el día del crimen Lizarralde iba a conocer a su hija. También era la fecha pactada por la Justicia para que pagara 1.400 pesos por alimentos. Un ADN había determinado su paternidad y debía asumir esa responsabilidad, a pesar de que ya no eran pareja con Paola.

El femicidio fue caratulado por los medios como “el crimen de la alcantarilla”. El expediente judicial dice que se trató de un “homicidio doblemente agravado por violencia de género y por alevosía” por el asesinato de Paola y la misma imputación pero en grado de tentativa para el intento de asesinato de la beba. La instrucción del caso, que llevó adelante la fiscal Eve Flores, quedó cerrada en diciembre pasado. El juez de Control cordobés, Luis Nazzis, ya había pedido la elevación a juicio pero la defensa del imputado apeló. Ahora la Cámara ratificó el pedido del juez y el debate oral está cada vez más cerca.

A Paola, de 36 años, la buscó su familia durante tres días. Estaba enuna alcantarilla en la intersección calles Zípoli e Igualdad, frente a una panadería de barrio Villa Urquiza de la ciudad de Córdoba.  En esos días Lizarralde fue hasta el lugar donde había dejado a su mujer y dijo “¡Qué olor a bosta sale de este lugar!”. La frase figura en el expediente judicial. Cuando encontraron el cadáver, la bebé había logrado sobrevivir 80 horas. El llanto había llamado la atención de los vecinos que fueron claves para el rescate.

Después de haber pasado once días internada en el Hospital de Niños local, Martina se recuperó. Hoy vive con su tía y sus abuelos. Mientras tanto, su papá espera el juicio preso en el Penal cordobés de Bouwer.

Según el Observatorio Marisel Zambrano, que depende de la Casa del Encuentro, el año pasado en Córdoba fueron asesinadas 21 mujeres por el hecho de ser mujeres. La provincia mediterránea comparte el segundo lugar con Salta de la estadística liderada por Buenos Aires. De acuerdo a este mismo informe, en el país los femicidios fueron 277, y 68 de esas víctimas murieron apuñaladas como Paola.

 

Imagen : la nación