Noticias Destacadas

Consideran positiva la mediación en cuestiones familiares

La abogada Ana María Carriquiry, especialista en derecho de Familia, consideró que la mediación en los casos previstos por la ley provincial 7324 agiliza y descomprime al Poder Judicial, siendo menos desgastante para las partes en conflicto.

Carriquiry expresó, que si bien la mediación es obligatoria en las causas vinculadas a cuestiones familiares desde octubre de 2009 y también en los procesos civiles desde enero de este año, quedan excluidas según lo establece el artículo 10 de dicha norma:

1. Los procesos penales por delito, contravención o falta, con excepción de las acciones civiles derivadas del delito aún cuando se tramiten en sede penal, siempre y cuando el imputado no se encuentre privado de su libertad.

2. Los asuntos de divorcio vincular, separación personal y nulidad del matrimonio.

3. Los asuntos derivados del ejercicio de la patria potestad, de adopción y sobre estado filial, exceptuándose los aspectos jurídicos cuya decisión sea disponible para las partes.

4. Los procesos relativos a declaración de incapacidad y de rehabilitación.

5. Las acciones constitucionales.

6. Las medidas preparatorias de prueba anticipada y los procesos voluntarios.

7. Las medidas cautelares y autosatisfactivas, hasta después de la sentencia firme que las ordene.

8. Los procesos de ejecución y los de trámite sumarísimo.

9. Los procesos sucesorios, con excepción de los conflictos de carácter patrimonial que se suscitaren.

10. Los concursos y quiebras.

11. Los procesos de competencia en lo contencioso administrativo y del trabajo.

12. Todos aquellos procesos en que estuvieren en juego normas de orden público o se tratare de derechos indisponibles para las partes.

Al ser consultada sobre las condiciones en las que se efectiviza la mediación, Carriquiry señaló que es de suma importancia la neutralidad del mediador y la confidencialidad de las actuaciones, resaltando además que existen centros de mediación gratuita para quienes no pueden afrontar este tipo de gastos.

Otra de las cuestiones que la abogada explicitó, fue que la mediación sólo prosigue cuando cada una de las partes se encuentra acompañada por su representante legal.

Sobre esto último, destacó que cuando existen situaciones de violencia, ejercido por cualquiera de los cónyuges, debe advertirse su existencia como justificación que imposibilite el normal curso de este procedimiento.

En relación a esto, remarcó también que si bien las denuncias por violencia hacia mujeres es elevada, la mayor parte no prospera, porque no siempre constituyen situaciones de esta naturaleza.

Del mismo modo, subrayó que así como la mujer es víctima generalmente de la violencia de sus ex parejas, existe una infinidad de casos en la que el hombre por machismo no denuncia el maltrato.

Entre observaciones, la profesional resaltó que antes de su vigencia tenía cierto recelo hacia este procedimiento, señalando que el único perjuicio que puede derivar de ello es una disminución en los honorarios del profesional, que al mismo tiempo implica una ganancia para tod@s ya que en 3 horas puede resolverse aquello que a veces lleva años.

FOTO: www10.gencat.cat