Río Negro

Confirmaron que el cuerpo encontrado en Bariloche es de Micaela Bravo la mujer que había desaparecido en marzo pasado

La operación de autopsia realizada al cuerpo de la mujer encontrado el miércoles en un descampado de la ciudad de Bariloche determinó que pertenece a la joven Micaela Bravo, quien había desaparecido el pasado 23 de marzo.bravo micaela

Además, según informó el Ministerio Público Fiscal de la provincia de Río Negro en un comunicado, la autopsia indicó que el cadáver de la joven de 28 años presentaba una herida corto punzante y varios golpes en el abdomen.

En tanto, el juez de la causa, Ricardo Calcagno, informó que “luego de realizar la pericia de hidratación de huella y su posterior cotejo con la huella dactilar del Documento Nacional de Identidad, se puede confirmar que el cadáver que fuera encontrado corresponde a Micaela Bravo”.

Ahora la investigación que está a cargo del fiscal Eduardo Fernández se orientará a determinar los causales de muerte, su autor y el día en que ocurrió el crimen.

El cuerpo fue hallado poco antes del mediodía de este miércoles en el barrio Alto de Bariloche y se encontraba en avanzado estado de descomposición por lo que se ordenaron estudios complementarios.

El vecino que encontró el cuerpo en una zona boscosa ubicada a unos 100 metros al norte de la rotonda de la ruta 40, entre el hipermercado Diarco y el barrio Cooperativa 258, aseguró ante la Justicia que ya había pasado por el mismo lugar el domingo último y que en esa ocasión no había nada, por lo que se puede inferir que el cuerpo fue trasladado al lugar.

En declaraciones reproducidas por el portal Bariloche2000, el juez Calcagno, sostuvo que “se continuará trabajando en la recolección de muestras biológicas para cotejar el ADN y diferentes relevamientos a efectos de realizar estudios histopatológicos que permitan dilucidar las causas fehacientes de la muerte”.

Micaela Bravo fue vista por última vez con vida el pasado 23 de marzo en el barrio 2 de Abril, en el momento en el que fue a llevar a una de sus sobrinas al jardín de infantes.

Algunos testigos habían declarado en la causa que investigaba su desaparición, que ese día ella había subido a un vehículo, aunque nadie pudo describirlo.

Por la desaparición de Micaela, la Policía de Río Negro había dispuesto un intensivo rastrillaje con unos 80 uniformados, en inmediaciones del jardín donde la joven había sido vista por última vez con vida y se hizo extensivo a la base del cerro Otto, al arroyo Ñireco, al vertedero municipal y a las canteras de la ciudad.

La víctima tenías tres hijos de 5, 8 y 9 años, se había separado del padre de los niños hacia unos seis meses y tenía una nueva pareja desde hacia unas pocas semanas.

 

Imagen :rionegro.com.ar