Noticias Destacadas

Santa Fe

Confirman que Chiara estaba embarazada y que la mataron a golpes

Lo confirmó la fiscal, quien indicó que la adolescente de 14 años murió a a causa de los “golpes de puño que recibió en la parte superior de su cuerpo, especialmente en la cabeza y rostro”. El cuerpo de la chica fue hallado en la casa del novio, quien quedó detenido.Chiara

Una chica de 14 años embarazada y que estaba desaparecida desde hacía una semana en la ciudad santafesina de Rufino fue hallada asesinada a golpes y enterrada en el patio de la casa de su novio, de 16, que quedó detenido junto a otras cuatro personas de su entorno, luego de que su padre policía lo entregó a la Justicia.

Fuentes policiales y judiciales informaron que se trata de Chiara Páez, quien era buscada desde el domingo 3 de este mes, en dicha ciudad ubicada 268 kilómetros al sudoeste de Rosario, provincia de Santa Fe.

Según contó a la prensa Lorena, una tía materna de la víctima, ese día, la chica “había estado con sus amigas y después se fue ver al novio”, tras lo cual desapareció y su familia perdió “todo tipo de contacto” con ella.

Ante esa situación, Verónica, la madre de Chiara, denunció su desaparición en la comisaría local, por lo que se inició una búsqueda, durante la cual se realizaron rastrillajes y se tomaron declaraciones a vecinos y conocidos de la chica, entre ellos, el novio.

“Mi hermana fue a la casa de él (por el novio de Chiara) y él le manifestó que la había dejado (la madrugada del domingo de la semana pasada) a una cuadra de la casa de su amiga y que no supo más nada”, relató Lorena.

Tanto la madre de Chiara como Fabio, su padre, indicaron que el novio de su hija y la familia de éste se mostraron interesados en la búsqueda de la chica pero que, en ese momento, no sospecharon del adolescente ya que los novios se “llevaban bien” y “nunca” habían tenido un episodio de violencia.

Por su parte, el fiscal de la causa, Mauricio Clavero, dijo a la prensa: “Sospechamos de todo el mundo, se investigaron todos los contactos que tenía Chiara en su red social de Facebook, se entrevistó a todo el grupo de amigas y se dirigieron investigaciones en distintas localidades de Córdoba y de Buenos Aires.”

El instructor judicial reveló que luego se dispuso la “intervención telefónica del celular de Chiara, el cual, “por momentos tenía activaciones” y que a partir de ello se fueron “acercando a un punto, que era cada vez más cerca” de la casa del novio.

De acuerdo al fiscal Clavero, el celular de la víctima fue encontrado por vecinos a unas seis cuadras de la vivienda del sospechoso, situada en la calle San Martín al 880, de Rufino, adonde anoche se realizó un rastrillaje con perros adiestrados, los cuales marcaron el patio del fondo en el que finalmente se halló el cuerpo enterrado de la chica.

Casi al mismo tiempo, el padre biológico del sospechoso, un policía que presta servicios en la comisaría local, se presentó ante la Justicia y entregó a su hijo “dando los motivos de que lo consideraba autor material del hecho”, indicó el instructor judicial.

El fiscal Clavero precisó en declaraciones a C5N que el padre del chico dijo en ese momento: “Mi hijo es el autor del hecho”.

En tanto, los médicos forenses que realizaron la autopsia determinaron esta tarde que Chiara había sido asesinada a golpes en el rostro y en la cabeza, al tiempo que “presentaba un embarazo de reciente data”, explicó el funcionario judicial que, a su vez, descartó que la chica haya sido enterrada con vida.

Tras el hallazgo del cuerpo, el novio de la chica quedó a disposición del juez de Menores de la ciudad de Venado Tuerto, Javier Prado; mientras que se dispuso la detención de su madre, sus abuelos y otro hombre que reside en la casa y que sería pareja de la mujer.

“Están detenidas para evitar que se borren evidencias o rastros y determinar su participación penal o su responsabilidad en el hecho”, dijo el fiscal Clavero, quien entiende que estos cuatro sospechosos “no podían desconocer que se hallaba el cuerpo allí”.

“La familia lo ayudó (al novio de Chiara). No sé si a matarla pero sí a esconder todo. Ese pozo no lo pudo haber hecho un solo chico”, consideró Fabio y agregó: “Los que estaban en la casa se enteraron todos porque ahora hay versiones de vecinos que dijeron que mi hija gritaba a la una y media de la mañana. Había gritos. ‘No me peguen más’, dicen que decía ella.”

Por su parte, una fuente policial explicó a Télam que “evidentemente, por la contextura física de la víctima y por el lugar donde ocurrió el crimen, es prácticamente imposible que una sola persona pueda haber hecho esto (en referencia al entierro en el patio de la casa)”.

“Al chico le habíamos tomado cuatro declaraciones y siempre había mantenido el mismo discurso, pero había algo que no nos cerraba, por eso volvimos a empezar a investigar por el lado del muchacho hasta que los perros de la policía de Rosario, los mismos que trabajaron el año pasado en la tragedia de la calle Salta, marcaron el lugar. Después el chico se quebró y confesó”, concluyó el investigador.

Familiares y amigos de Chiara realizarán mañana a las 19 una marcha en la Plaza Sarmiento de Rufino en reclamo de Justicia y el esclarecimiento total de este aparente femicidio.

 

Imagen : www.diarioveloz.com