Noticias Destacadas

Juzgado Federal 2 de la Capital Federal

Condenaron al apropiador y al médico de una niña nacida en la ESMA

El ex prefecto Juan Azic –apropiador de Laura Ruiz Dameri y también de Victoria Donda- y el médico de la Armada Carlos Capdevila fueron sentenciados a diez años de prisión. Dos miembros del Grupo de Tareas 3.3.2 que operaba en la Escuela de Mecánica de la Armada, fueron condenados a siete años.aziccapdevilla_1r

Cuatro represores que actuaron en el centro clandestino de detención que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada recibieron condenas de entre 7 y 10 años por la apropiación y sustracción de la identidad de la hija del matrimonio de Orlando Ruiz y Silvia Dameri, ambos desaparecidos. La decisión del Juzgado Federal 2 de la Capital Federal es del 23 de diciembre y no fue producto de un juicio oral y público: la causa tramitaba bajo las reglas del Código de Procedimientos en Materia Penal de la Nación (CPMP), vigente hasta 1992.

El juez Sebastián Ramos condenó al ex prefecto Juan Azic a diez años de prisión por considerarlo apropiador de la tercera hija del matrimonio Ruiz – Dameri, nacida a mediados de 1980 durante el  cautiverio de sus padres y sus dos hermanos en la ESMA. En ese parto, actuó el médico de la Armada Carlos Capdevila a quien le correspondió la misma pena. El ex prefecto Jorge Manuel Díaz Smith, quien integraba el Grupo de Tareas 3.3.2 y presenció el parto, y el entonces contralmirante de la Armada y director de la ESMA, Edgardo Aroldo Otero, acusado en razón del cargo que detentaba en la cadena de mando, fueron condenados a siete años de prisión, como coautores del delito de sustracción, retención y ocultación de un menor de 10 años. El por entonces jefe del grupo de tareas, capitán de fragata Oscar Lanzón, también estaba imputado, pero murió antes del desenlace de este proceso.

Dos desaparecidos, tres apropiaciones

La historia de la familia Ruiz – Dameri está signada por el terrorismo de Estado. Tanto Orlando como Silvia eran militantes de la agrupación Montoneros. Y un año después del Golpe, decidieron partir al exilio. Brasil fue el primer destino. Junto a Orlando y a Silvia viajaba el mayor de sus hijos: Marcelo. En 1978, ya en Suiza, nació María de las Victorias. La tercera hija se llamó Laura, aunque casi no pudo tenerla en brazos porque le fue arrebatada en la ESMA.

Unos meses antes, Orlando y Silvia –embarazada de Laura- habían decidido volver a la Argentina junto a sus dos hijos. Querían sumarse a la lucha contra la dictadura en el país. Pero el Grupo de Tareas 3.3.2 de la Armada los interceptó en la frontera y se los llevó al centro clandestino de detención que funcionaba en la ESMA. Era el 4 de junio de 1980,  Silvia tenía 28 años y un embarazo de cinco meses; Orlando, 26; Marcelo, 4 y María de las Victorias, 2.

El sobreviviente Víctor Melchor Basterra es una de las personas que aseguran haber visto a Orlando y a Silvia en cautiverio. Él declaró que una vez nacida Laura, le fue arrebatada a su madre. El médico Carlos “Tomy” Capdevila se la llevó y la entregó al suboficial de la Prefectura Juan Antonio “Piraña” Azic. Desde ese día, Laura fue apropiada y criada por Azic y su mujer, junto a otra hija de desaparecidos: Victoria Donda Pérez. El 26 de mayo de 2008, Laura recuperó su verdadera identidad, estableciéndose mediante una pericia de ADN, su pertenencia a la familia biológica Ruiz Dameri.

Antes de que naciera Laura, Orlando y Silvia fueron sometidos a extensas sesiones de torturas. Basterra contó en su declaración que pudo ver a Marcelo y a María de las Victorias correr por los pasillos del sótano mientras sus padres eran presas del sadismo de los torturadores. En diciembre de 1980 los dos niños abandonaron la ESMA. Marcelo fue llevado por los miembros del GT a la Casa Cuna de Córdoba y ahí fue adoptado. En 1990 recuperó su identidad. Su hermana,  María de las Victorias, fue abandonada en un Hospital Pediátrico y dada en adopción. Su restitución llegó con el cambio de milenio.

Juan Azic, el apropiador

Azic tiene 74 años y carga con la apropiación de dos hijas de desaparecidos. Nació el 12 de setiembre de 1941, fue ayudante mayor de la Prefectura Naval Argentina  y actuó en el GT 3.3.2 entre 1978 y 1979 bajo los alias Claudio, Piraña y Fredy. Entre los crímenes de lesa humanidad que se le endilgan, está torturar a un bebé de 20 días, hijo de Carlos Lordkipanidse. Azic amenazó con estrellarlo contra el piso si Lordkipanidse no hablaba. Después, lo apoyó en el pecho de su padre, mientras lo torturaban.

Ya fue condenado a 18 años de prisión por su participación como miembro del GT y a 14 por sustracción de bebés en el juicio conocido como “Plan Sistemático” (de robo de bebés y niños por parte del terrorismo de Estado). Además, al igual que el resto de los condenados, es parte de los 52 imputados en la causa Esma unificada que en febrero retomará su instancia de alegatos

 

Imagen : Infojus Noticias