Noticias Destacadas

Delitos de lesa humanidad, Salta

Condenaron a Levín a 12 años de prisión

El empresario fue considerado partícipe necesario de privación ilegítima de libertad en detrimento a un ex empleado y gremialista. Tres policías también fueron condenados.levin fallo1

Marcos Jacobo Levín fue condenado a 12 años de prisión al ser encontrado culpable del delito de privación ilegítima de libertad en perjuicio de un ex chofer de su empresa (La Veloz del Norte),Víctor Cobos. Los otros tres acusados, los ex policíasVíctor Bocos, Víctor Hugo Almirón y Enrique Cardozo también fueron condenados a 12, 12 y 8 años de prisión por ejercer torturas contra la víctima.
El fallo desató la alegría de los militantes que aguardaban fuera de Tribunales, aunque las condenas no están firmes y no se harán efectivas hasta que sean confirmadas en instancias de alzada. Además, por la edad de los condenados (todos mayores de 70 años), se prevé que en caso de confirmarse el fallo, todos cumplirán la pena bajo arresto domiciliario.
A las 15 comenzó la última audiencia en la causa que se sigue contra el empresario dueño de La Veloz del Norte, Marcos Levín, acusado de instigar la privación ilegítima de la libertad y tormentos durante la dictadura en detrimento de Víctor Cobos, un ex empleado y gremialista. También esperan la sentencia tres ex policías imputados por los mismos delitos de lesa humanidad. La audiencia se transmitirá en vivo en la página del CIJ (Centro de Información Judicial).
Los cuatro acusados hicieron uso de la palabra y ratificaron su inocencia. Luego, el Tribunal pasó a cuarto intermedio para deliberar y estableció que entre las 16 y las 16.30 regresarán para expedirse.
Militantes de los derechos humanos se congregan a la espera del fallo en la puerta del Tribunal Federal, ubicado en la esquina de Deán Funes y España, exhibiendo banderas y pancartas con las que solicitan la condena de Levín. El tránsito sobre la calle Deán Funes fue cortado para la instalación de un escenario.
La historia
Según el relato del querellante, durante la mañana del 22 de enero de 1977, Cobos fue detenido en los propios galpones de la empresa por los policías Víctor Hugo Bocos,Enrique Cardozo y Ramón Figuera, por supuesta estafa a la firma. Fue llevado en el Ford Falcon celeste de La Veloz del Norte a la Comisaría Cuarta de la ciudad, donde estuvo privado de la libertad, vendado y torturado junto a otros compañeros de trabajo, según la declaración del ex chofer.levin fallo

“Es indescriptible lo que sufrimos: los golpes, la picana eléctrica. Nunca creí que podía gritar de dolor, temblaba, lloraba de impotencia. En una de las sesiones (con picana) pedí que me mataran porque no aguantaba más”, contó Cobos a los jueces en la primera audiencia en septiembre de 2015, mientras Levín escuchaba desde el banco de los acusados.
Con esta hipótesis es que el fiscal Francisco Snopek pidió 18 años de prisión para Levín, 17 años para Bocos y Almirón, y 16 para Cardozo. En tanto que la querella solicitó en su oportunidad 20 años de presión para el ex empresario, Bocos y Almirón; y 18 años para Cardozo.
En los alegatos de la defensa, Marcelo Arancibia insistió en que no hay elementos probatorios que señalen a su defendido Levín como instigador de tormentos o que haya congeniado un plan sistemático para perseguir y apresar a su empleado.
Federico Petrina, abogado de Bocos y Almirón, coincidió con el alegato de su colega y pidió la absolución de sus defendidos por falta de pruebas.
En relación a su otro defendido, el ex efectivo Cardozo, Arancibia dijo que no hay prueba alguna que lo señale como autor de tormentos y que “poco” fue mencionado durante las audiencias testimoniales.
El Tribunal Oral Federal de Salta, integrado por Federico Díaz, Carlos Jiménez Montilla y Gabriel Casas, fijó para hoy a las 15 la última audiencia, en la que se invitará a los acusados a pronunciar sus palabras y se conocerá la sentencia. Es el primer juicio que se realiza en el país en donde se acusa a un empresario por delitos de lesa humanidad en la última dictadura.
Imagen :        La Gaceta